¿Conoces las soluciones de billage incluidas en el programa Kit Digital?¿Quieres conseguir tu ayuda Kit Digital?Saber más
¿Quieres hablar con un experto? Llámanos al 93 247 99 59

Cómo crear un post desde cero: 5 consejos para principiantes


Hace ya algún tiempo, cuando empezamos con la andadura de Billage, nos propusimos hacer un blog en el que contar historias y sobre todo, que sirviera para dar a todos nuestros seguidores, contenidos de calidad y que fuesen útiles en el día a día de vuestros negocios, pymes y startups. Ese fue y sigue siendo el objetivo principal por el que comenzamos y continuamos con este espacio, nuestro blog. La elaboración de cada post se convierte en un trabajo minucioso que tenemos muy en cuenta a la hora de planificar nuestro trabajo. Los que nos seguís desde el principio habréis podido ver que no escatimamos en esfuerzos para conseguir tener un blog referente en el sector y trabajar los temas que más de actualidad están en el entornos de los negocios, los autónomos, pymes y startup. Hemos cambiado de diseño en alguna que otra ocasión, cuidamos mucho la imagen para que sea también atractiva y de un buen soporte a cada línea de texto que os hacemos llegar y este, el texto y el copy, es algo que siempre nos trae de cabeza para no bajar el listón de calidad que nos marcamos en un principio y queremos siempre, mejorar. Y es que nuestro blog es una parte fundamental de la estrategia de marketing que seguimos en la empresa. No puede faltar en ella y es muy protagonista. Y es que un blog profesional no es cualquier cosa. Hay mucho por hacer día a día. Además de lo “que se ve” y que os llega cada día a través de la suscripción, las redes sociales o los que directamente visitáis el espacio esperando alguna novedad, está todo lo “de atrás” que representa un gran desarrollo minuto a minuto. Un blog necesita casi, por no decir absolutamente, una dedicación plena. Agiliza tus campañas de marketing con billage

Quiero un blog para mi empresa

Si estáis pensando en tener un blog profesional, para vuestra marca / empresa, es importante que tengáis en cuenta que hay que dedicarle tiempo y recursos. Un blog no se levanta solo, ni mucho menos se mantiene. Tampoco sobrevive a base de malos contenidos o escribir cuando se puede y lo primero que se viene a la cabeza. 1.- Lo primero que hay que plantearse es, con sinceridad y objetividad: ¿Qué podéis ofrecer vosotros o vuestra empresa a ese blog? No es un hobby. Para eso, mejor os abrís un blog personal en el que contar lo que os apetezca sin la presión de tener que ofrecer algo excelente y ya está. Para dar algo malo, mejor no dar nada. Contad con un blog puede ayudar mucho a la imagen de vuestra marca… Si lo hacéis bien pero si está mal, de baja calidad o lo abandonáis por falta de tiempo, será el efecto boomerang más grande que hayáis tenido. La mala imagen crecerá por no tener buen contenido y estar desactualizados.   2.- ¿Qué recursos tengo para mi blog? Tanto en tiempo como en partida económica. Necesitarás buenos copys-redactores que lleven tu blog al máximo nivel y eso, tiene su coste. Es cierto que hay quien escribe realmente barato pero tú quieres diferenciarte de la competencia, dar el mejor contenido y además, contar con personas referentes en su sector. Igualmente, las imágenes, del estilo que sean, deben ser excelsas y o bien tienes un banco de imágenes donde comprar material de calidad o como en nuestro caso, un dibujante que nos diseña cada ilustración adecuada al tema que tratamos. También tienes que tener tiempo (o una persona que lo haga) para tratar los post, optimizarlos para Seo, incluir linkbuilding en cada post, publicarlos y estar atento a comentarios y actividad que se derive. De ahí que, solo con estos dos puntos fundamentales que debes siempre tener en la mente, ya puedes decidir si es el momento o no de tener un blog en tu empresa.

Listado de temas: Estrategia de contenidos

Además de lo comentado anteriormente, necesitas unos temas actuales, que interesen y sean muy buenos. Para eso, tienes que trabajar sobre una estrategia de contenidos muy bien definida. Es cierto que un blog tiene algo de libertad y debido a la gran cantidad de contenido que hay en la red actualmente, ya no se penaliza como antes el que no se publique un día sino que se prefiere un buen contenido que algo malo todos los días “por cumplir”. Y muchas veces además estarás sujeto a cuando los bloggers te entreguen el material. Por encima de esto, lo fundamental es que trabajes sobre el listado de temas o estrategia de contenidos. Investiga qué lee o está buscando tu audiencia, fusiónalo con tu tema de cabecera y con aquello que tú necesitas posicionar y de ahí, elabora un completo temario (de temas) que vayas elaborando poco a poco. Si tu negocio es estacional, también tendrás que tener en cuenta eventos, situaciones, fechas, etc que sean a destacar.

La estructura del post

Y tras todo esto, llegamos al post en si. Si vas a aventurarte a escribir post para tu blog, es importante que te guste escribir. Es cierto que hay que saber de lo que se escribe pero esto se consigue leyendo e informándote. Lo que si es más complicado es que te guste escribir y lo hagas con soltura. No todo el mundo sabe pintar si no practica, ni hacer muchas otras cosas… Y escribir para que se entienda y cause interés, es igual. Un post de un blog tiene una estructura diferente a cualquier otro contenido pero se rige también por las reglas habituales de la redacción. La más conocida y que más te puede servir es:

  • La Pirámide Invertida. Esto consiste en que debes escribir de lo más importante hacia lo menos importante. Imagina un triángulo al revés y lo verás claro. Debes, al redactar, mostrar al principio lo más relevante con la intención de que si el lector abandona tu texto a la mitad, haya visto – leído lo más importante.

Otro punto importante a la hora de escribir tu post serán:

  • Los subtítulos. Y no solo porque el Seo así lo marque sino porque es lo que dará ritmo a tu texto y ayudará a, de una pasada, ver qué contenido vas a mostrar y permitirá al lector situarse e ir allá donde necesite.
  • Las negritas. No pueden faltar. Tenemos muy poco tiempo y mucho contenido que consumir por lo que solemos leer en “diagonal” a través de negritas o palabras destacas. Dan ritmo también y ayudan mucho a la lectura.
  • Palabras clave. Tienes que tenerlas identificadas aunque si conoces tu marca y producto, estas estarán en tu día a día en todos los contenidos. Inclúyelas, pero con cuidado y estrategia para que no se note que estás apostando mucho por Seo. Lo que tiene que primar es una buena redacción.
  • Frases cortas y párrafos. Las frases tienen que ser de la extensión justa. Olvida esas frases sábanas que hace falta oxigeno artificial para poder llegar al final. O que por el camino puedes tomar café. Unas frases cortas dan dinamismo y en el momento adecuado, incluye una un poco más larga. Igual con los párrafos. Estructura en párrafos separados por punto y a parte que ayudará mucho a que el lector no se canse y llegue al final.
  • La imagen. Tiene que ser realmente única, diferente, sorprendente y que aporte. Si no, mejor no la incluyas. ¿Para qué? Si no dice nada, pues para nada. Nosotros al principio incluíamos fotos en mitad del post hasta que nos dimos cuenta que realmente, si no justifican el texto, no aportan más que distracción así que ahora tenemos las ilustraciones de cada post y con eso, consideramos suficiente.

¿Cómo gestionar mi blog?

Y así puedes, primero, decidir si necesitas un blog para tu empresa y si estás en el momento adecuado para ello. Además ahora, si te aventuras, tienes las claves para escribir un buen post y que tenga éxito. ¿Y cómo organizar los temas y las tareas pendientes de un blog? Con un buen Gestor de Proyectos Online que te permita saber qué tienes que hacer, cuándo, quién es el responsable y de qué manera. Podrás gestionar todas las tareas pendientes y no se te quedará ningún post pendiente, ni nada por publicar, ni optimizar, ni contestar. Con Billage puedes incluir esta tarea y todas las que tengan que ver con el blog en tu calendario y asignarlo a la persona responsable o estar al tanto de lo que tienes que hacer en cada momento. ¡Pruébalo ahora Gratis! Y verás la diferencia. A partir de aquí, con el blog en marcha, tendrás que incluir otras acciones de marketing para conseguir mayor visibilidad como compartir el contenido en redes sociales, hacer una excelente campaña de email marketing… Pero de eso, también os seguiremos contando. Un blog tiene muchas muchas cosas a tener en cuenta y seguramente, si no lo tienes todo anotado, se te olvidará. Mejor ayúdate de un gestor de proyectos, los resultados será mucho mejores y tú, vivirás más tranquilo.   Post de blog: Gestión de Proyectos Online

This post is also available in: Spanish

0 ComentariosEsta publicación no tiene comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos