¿Cómo hacer el control de horas de trabajo ?

28 Septiembre 18

Hacer un control de horas de trabajo de tu equipo es básico y fundamental para monitorizar la productividad de tu negocio. La clave está en hacer bien ese control horario, incluir todos y cada uno de los minutos utilizados en todas las tareas de los proyectos y después, realizar un correcto análisis de los datos extraídos ¿cómo hacerlo? Con un buen Time Tracking.

¿Qué es un control de horas de trabajo?

Estamos más que habituados a los controles horarios de siempre, los que nos suenan a “fábricas industriales” en los que se fichaba y/o se sigue haciendo al entrar y al salir para así tener constancia de quién entra, a qué hora, cuándo sale y cuantas veces. Esto es algo que nos parece habitual. Sin embargo, no estamos tan acostumbrados a tener un control de horas de trabajo en labores “de oficina”, de esas de ordenador y dejar constancia de cuánto tiempo empleamos en hacer un diseño de un logotipo o una ilustración, cuántas horas nos lleva escribir un post de blog o programar una web. Y es que todas las tareas que conforman un proyecto, sea cual sea su índole, son susceptibles de realizar un control de horas.

Por lo tanto, un control de horas de trabajo es precisamente eso, medir cuánto tiempo se ha dedicado a la ejecución de una tarea en concreto. Se trata de, mediante una herramienta determinada, “contar” los minutos y horas que alguien está dedicando a hacer algo en particular.

¿Para qué hacer un control de horas de trabajo?

Llevar a cabo un control horario dentro de una empresa y de un equipo no debe verse jamás como una prueba de desconfianza por parte de los superiores sino como una forma de trabajar enfocados en identificar ciertos aspectos como:

  • Productividad de los miembros del equipo: gracias al control de horas de trabajo se puede saber con datos certeros cual es el nivel de productividad de un equipo y por supuesto, de los integrantes del mismo.
  • Evaluación de la rentabilidad del proyecto: igualmente, es una herramienta muy potente para conocer a ciencia cierta si un proyecto está siendo económicamente rentable para una empresa o no. Y es que si no se sabe cuánto tiempo se dedica a algo, no se puede decidir si tiene un precio barato o caro o si se ha ganado – perdido dinero en él y así tomar buena nota para el resto de presupuestos.
  • Aumento o disminución del equipo: también sabiendo cuánto tiempo se dedica a una tarea y a un proyecto podemos decidir si hubiese sido mejor contratar a más personal o por el contrario, el equipo actual iba “sobrado” y podríamos habernos ajustado más.

En resumen, un control de horas de trabajo sirve ante todo, para tomar decisiones certeras sobre la rentabilidad y productividad de nuestro equipo y los proyectos que se ejecutan. Es algo realmente indispensable hoy en día y sobre todo si trabajamos delante de ordenadores. ¿Por qué? Porque con los millones de distracciones que tenemos al alcance de un clic, es importante focalizar nuestra atención en lo que estamos haciendo y qué mejor que estar monitorizando el tiempo para que no nos dispersemos.

  • *Por experiencia debo decir de mi misma que yo, que tengo la mente en 300 cosas a la vez y que si pasa una mosca volando yo me voy a charlar con ella, en los trabajos y tareas en los que conecto en Time Tracking, soy muchísimo más productiva y estoy más enfocada. Y yo me preguntaba a mi misma que por qué y averigüe que porque ya que controlaba el tiempo que empleaba, quería que fuese una métrica real y no auto-engañarme. Imagina si ese tiempo va para que lo vean otros, no querría que viesen que empleo más tiempo del que de verdad he usado.

¿Cómo hacer un control horario?

Pues de la única manera que se puede hacer para que sea real y efectivo: con un buen Time Tracking. Hoy en día tienes a tu disposición a través de Internet, infinidad de herramientas online para poder medir y controlar el tiempo que se está dedicando a cada tarea. Olvídate de hacer la “cuenta” a mano con un reloj porque no será nada fidedigno y además, terminarás porque se os olvide estar atentos a poner el reloj, quitarlo y luego sumar los tiempos.

Así que si quieres que sea algo real y que puedas utilizar para hacer análisis y tomar decisiones, decídete por una herramienta de Time Tracking. ¿Cuál? La que mejor se adapte a tus necesidades pero nosotros desde billage te recomendamos la nuestra. ¿Por qué el Time Tracking de billage? Porque desde un único lugar y con un único clic estarás no sólo contabilizando el tiempo que usas para cada tarea sino que además al “parar” el reloj, ese tiempo sumado se irá directamente al panel de control de tareas del proyecto en cuestión y no tendrás que hacer nada extra para archivarlo y cuando quieras seguir con esa tarea, sólo tendrás que ir a ese tiempo y volver a activarlo.

Todo fácil, ágil, en un único lugar y sin tener que andar con varias herramientas. Desde billage subes el proyecto, creas las tareas, las asignas y cada miembro del equipo puede disponer de su propio Time Tracking con el que contabilizar el tiempo dedicado y que esté enmarcado dentro del proyecto. Y además, se facturará directamente cada minuto implementado.

Si aún no tienes billage, pruébalo ahora durante 14 días¡Gratis! El Time Tracking facilísimo de usar es una de las muchas parcelas de billage que te van a encantar.

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.