« Volver al glosario

Impuesto sobre Bienes Inmuebles


El impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) es un tributo anual que grava el valor catastral de los bienes inmuebles clasificados como fincas. Los inmuebles sujetos al IBI pueden ser rústicos, urbanos o de características especiales (refinerías de petróleo, autopistas, aeropuertos…). Existen bienes inmuebles exentos de pago, como por ejemplo ciertos inmuebles pertenecientes al Estado o a las Comunidades Autónomas, los pertenecientes a la Iglesia Católica y los que son propiedad de la Cruz Roja, entre otros.