María Alcaraz
María Alcaraz

Guia para la mujer Autónoma


La mujer autónoma, esa gran «especie» por descubrir en su detalle y analizar sus capacidades que a veces, parecen mágicas. Al cierre del año 2020 se contabilizaron un total de 996.500 mujeres autónomas en España –  Un número que bien refleja la valentía, la iniciativa y la motivación de las mujeres que tenemos a nuestro alrededor y de cómo, a pesar de todo, apostamos por avanzar y luchar fuerte por nuestros sueños.

El ser autónomo/a en nuestro país no es fácil y es que las obligaciones fiscales no son pocas, al contrario. Centrarnos hoy en las mujeres no es ni de lejos, hacer de menos a los hombres.

Mujeres autónomas en 2020 – 2021

Durante el año 2020, uno de los más difíciles que recordamos en nuestra historia reciente, el sistema RETA registró 90.000 altas nuevas de mujeres autónomas. Una cifra a tener muy en cuenta dado el contexto histórico (pandemia por Covid19) y cómo nos hemos tenido que enfrentar a esta situación desconocida, desconcertante y muy muy atemorizante.

Y es que este dato es de suma importancia porque tal y como transmitió la Administración han sido estas altas protagonizadas por mujeres las que han mantenido el nivel de autónomos en España durante esta “crisis”. Como sabemos (pero siempre viene bien recordarlo), los autónomos son fundamentales para el ecosistema financiero y empresarial del país. Un sistema que sería muy difícil de mantener sin los autónomos y que si estos decaen, tendremos un grave problema.

Los / las autónomos/as generan nuevos negocios, empujan el sistema empresarial y emprendedor (algo motivador y fundamental para hacer avanzar la rueda), generan empleo y hacen crecer al país. Sin autónomos/as, cuidado porque entraríamos en situación complicada. Y es que en 2020 cayeron muchos autónomos / as y han sido las altas femeninas las que han supuesto un buen revulsivo.

*A cierre de este post podemos confirmar la contraposición entre hombres y mujeres autónomos. Mientras el número de hombres que se dan de alta en el RETA como autónomos disminuye, el de mujeres sigue creciendo.

Ayudas para la mujer autónoma

Como el Estado en este caso conoce el esfuerzo y la situación “diferente” de las mujeres emprendedoras, se han desarrollado una serie de ayudas para incentivar que las mujeres se hagan autónomas y así puedan desarrollar sus proyectos empresariales. Unas ayudas que sin duda son un soplo de aire fresco cuando estás emprendiendo con toda la casuística particular de las mujeres.

Tarifa plana para la mujer autónoma

Toda mujer autónoma que empiece a serlo puede, como es normal, adscribirse a la tarifa plana de autónomos. Por lo tanto, durante los primeros 12 meses de actividad pagará la cuota de 60€. Para conocer todos los detalles de la cuota de autónomos, visita nuestro post sobre la cuota de autónomos  que lo explicamos todo todo (incluyendo cómo solicitar la cuota).

Pero además, por ser mujer y menor de 35 años, se le añadirá el beneficio de esta reducción del 30% de la cuota durante más tiempo, hasta el mes 30 desde el inicio de la actividad (para el resto de autónomos las bonificaciones se extienden durante 24 meses así que contaría, como mujer menor de 35 años, con 6 meses más).

Mujer autónoma en baja por maternidad

Si  retoma la actividad después de una baja de maternidad para Autónomas, podrá solicitar la cuota reducida sin que se le aplique el periodo de carencia habitual en el resto de casos.

Por supuesto, las mujeres autónomas también tienen derecho a baja por maternidad que se extenderá durante 16 semanas con una cuantía de subsidio del 100% de la base de cotización (944,4 € durante 2021). Lo que quiere decir que una mujer autónoma en baja de maternidad recibirá la cantidad de 944,4 € al mes durante 16 semanas que dura la baja, tiempo durante el cual no tendrá que abonar la cuota de autónomos.

Si la mujer autónoma embarazada no cumpliese con los requisitos para percibir este salario durante la baja existe un subsidio no contributivo a cobrar en los 42 días naturales posteriores al parto. Un subsidio que se podrá extender en diferentes casos:

  • Cuando la familia es numerosa o monoparental.
  • En partos múltiples.
  • Padre o madre con discapacidad mínima del 65%.

Mujer autónoma con hijos

Cuando la mujer autónoma tiene hijas, ya ha pasado la baja de maternidad y hasta los 12 años de edad del hijo, puede solicitar una bonificación completa de la cuota de autónomo durante 12 meses. Tiempo el cual lo dedicará al cuidado del hijo menor o a las personas dependientes con discapacidades de más del 33%.

Lo que hay que tener en cuenta es que para poder hacer uso de esta bonificación deberá contratar a una persona diferente que mantenga su actividad desarrollada como autónoma durante un periodo mínimo de 6 meses.

Mujer desempleadas que quieran ser autónomas

Un caso muy habitual es que una mujer desempleada quiera cambiar su situación y convertirse en autónoma. En este punto podrán acogerse al programa promoción del empleo autónomo que ayudará en este supuesto. Entre las ayudas que encontrarás en el programa está por ejemplo la de la posibilidad de recibir hasta 10.000 € en concepto de subvenciones para la puesta en marcha de tu proyecto.

Ser mujer ya es todo un trabajo en sí mismo (igual que ser hombre, cada uno con lo suyo) pero además si eres mujer y autónoma, tienes por delante varios retos importantes. Para que todo funcione de forma fácil y sencilla desde el principio lo mejor es hacerte con un buen plan de negocio de tu idea / proyecto y después, hacerte con las mejores herramientas para la gestión de tu empresa.

La mujer autónoma vs el hombre autónomo

¿Qué está pasando?

¿Por qué hay cada vez menos hombres autónomos como nuevas altas pero más mujeres que se aventuran a serlo?

Aunque parezca lo contrario, la mujer es muy proactiva y siempre tiene la necesidad de seguir adelante y avanzar. No decimos que el hombre no lo sea, que no cunda el pánico solo que hoy nos centramos en la mujer.

Social y culturalmente el escenario ha cambiado y la mujer cada vez más tiene la capacidad física, temporal y moral de salir fuera de casa para desarrollar sus sueños, proyectos e ilusiones. Ahora, además de ser madres – esposas – amas de casa, la mujer quiere desarrollar su parte más profesional y ya no supone un problema sino todo lo contrario, un reconocimiento.

Además, por ese mismo empuje que hace a las mujeres salir adelante siempre (de naturaleza intrínseca que las empuja a luchar por sus hijos), la mujer tiene ese empuje único que la convierte en superwoman (aunque es importante no generar ese estrés a las mujeres de nuestro entorno). Una fuerza, un push que hace que cada día haya más mujeres emprendedoras poniendo en práctica y desarrollando sus ideas.

Y qué ideas. Las mujeres tienen buenas ideas profesionales, son inteligentes y tienen la capacidad analítica y resolutiva muy desarrollada. Cuando una mujer se pone, se pone y suele resultar un gran negocio (y no solo por volumen de ventas / facturación sino por todo lo que implica y construye a su alrededor).

Eso sí, la mujer por supuesto también tiene sus puntos flacos y bajos, como todos. Las mujeres tienen mayores inseguridades algo que también alimenta el proceso por el que se ha pasado (no poco complicado e intenso) de cambiar de paradigma de estar en casa a trabajar fuera. Esa inseguridad bloquea en muchos casos el que ciertas mujeres desarrollen aquello que quieren y sueñan.

También otro de los puntos “flacos” de las mujeres emprendedoras es su sobresaturación de tareas y responsabilidades. Una mujer, además de encargarse de su idea y de su negocio tiene que ser esposa y cuidar de su pareja (al igual que el hombre), de sus hijos, de su familia y de sí misma. Por alguna extraña razón (sabemos que es algo social y cultural, no culpamos a nadie) a la mujer se le atribuyen más responsabilidades en este ámbito y en lugar de liberarla de algunas para poder apoyarla en su camino emprendedor, solo se le suman.

La mujer en sí misma es su mejor aliada pero también su máxima enemiga. Todo en uno.

Con billage todo será más fácil y ágil. Pruébalo ahora y empieza con buen pie como la superwoman que eres. Ah, y también descansa… que a veces como mujeres, se nos olvida.

This post is also available in: Spanish

0 ComentariosEsta publicación no tiene comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos