Dormir aumenta la productividad laboral

24 Agosto 16

La productividad es algo que a todos nos preocupa y aún más si somos emprendedores y empresarios ya que queremos e intentamos ocuparnos de todo y no solo en el aspecto profesional sino también en el personal como si de súper-héroes o súper-heroinas se tratase pero, más a menudo también de lo que nos gustaría, parece que nos faltan horas en el día, que al reloj se le han caído minutos o que no podemos llegar a todo y para ello, la solución que siempre se nos ocurre más inmediata es “robarle horas al sueño”. Cuando somos emprendedores y queremos hacer más y más tendemos a dormir menos, trabajar hasta altas horas de la madruga y pretendemos también madrugar al día siguiente sin que pensemos que esto va a ser perjudicial no solo para nuestro organismo sino también para la calidad del trabajo que desarrollamos. Dormir es fundamental para todo y para todos, no se puede prescindir de ello y no solo en cuanto a cantidad sino también en calidad y es que, dormir poco, mal o ambos es sinónimo de catástrofe. Si no dormimos correctamente podemos comenzar una espiral bastante destructiva que afectará a todos los aspectos de nuestra vida y por supuesto a nuestra productividad profesional algo que necesitamos intacta para poder darlo todo en la gestión de nuestro negocio.

Dormir aumenta la productividad

Siempre escuchamos el ya tópico de los expertos de que es necesario “dormir ocho horas diarias” y en realidad, no es que sea una costumbre o algo que ya está instaurado es que son las horas justas que nuestro organismo necesita para desconectar del día, entrar en un sueño reparador, dar tiempo a nuestro organismo a reestructurarse (porque para eso dormimos) y volver a recuperar las energías para empezar un nuevo día repleto de tareas y acciones a ejecutar. Está médicamente comprobado que dormir ayuda a aumentar y potenciar cosas tan importantes para nosotros como la salud en general y más en particular, la inteligencia, el liderazgo, la capacidad de concentración, ser resolutivo y poder solventar situaciones complicadas en un momento determinado y con todo ello, la productividad laboral, puesto que es en el trabajo donde pasamos la mayor cantidad de horas tanto física como mentalmente porque una vez nos hemos ido de la oficina es algo que no abandona nuestros pensamientos aún más si somos emprendedores o empresarios.

¿En qué perjudica dormir mal y poco?

Dormir mal y/o poco (porque es igual realmente dormir pocas horas que muchas y mal, en ambas situaciones el sueño será de poca calidad y para nada reparador que es el principal objetivo que perseguimos al dormir) es sinónimo de para empezar, tener un mal y un poco más a medio – corto plazo, nos afectará en otras áreas de nuestra vida y salud que ni siquiera, llegamos a imaginar.

  • Obesidad: si dormimos poco o mal tendremos mayor tendencia a engordar. Primero porque pasamos más horas despiertos y con ello, tenemos más tiempo para comer y además, no descansar genera ansiedad y es muy probable que nos de por comer para paliar ese estado nervioso. Científicamente hablando, no dormir altera los niveles de leptina, hormona que nos invita sin poder decir que no a comer alimentos con mucha grasa y azúcar (nada saludables ni sanos).
  • Diabetes: en relación a la anterior, dormir poco o mal también nos provocará problemas o situaciones a tratar con el azúcar porque comeremos mal, de forma compulsiva, alimentos poco beneficiosos para nuestro organismo y de ahí, enfermedades como esta.
  • Estrés: es uno de los efectos más rápidamente identificables cuando dormimos mal y es que, es la “pescadilla que se muerde la cola” porque si tenemos elevados niveles de estrés, no dormimos bien y si no dormimos bien, nuestro estrés se dispara acompañado de cansancio.
  • Mal humor: no hay nada que pueda afectar más a nuestro humor o forma de relacionarnos que dormir poco y mal. Solo hay que ver la cara de nuestros compañeros o incluso las personas que viajan en metro o autobús por la mañana para saber quién ha pasado buena o mala noche. Y esto no es baladí sino que si tenemos mal humor, la comunicación con nuestro clientes, compañeros y entorno profesional en general será de muy mala calidad y se verá seriamente dañada.
  • Habilidades cognitivas: y por supuesto, no dormir afecta y mucho a nuestro cerebro y todo lo que depende de él. Estar menos alerta y que se escapen detalles importantes, falta de memoria, despistes… agotamiento generalizado será sin duda lo más acuciante para ti.

Gestiona tus proyectos y tareas con billage

¿Cómo dormir bien y aumentar mi productividad laboral?

En contra a todo lo que hemos reseñado anteriormente como consecuencias a dormir mal o poco, también es cierto que hacerlo bien, de forma reparadora y saludable, nos ayudará y mucho a aspectos fundamentales para nuestra vida y hoy por hoy, gran parte de nuestro día a día es el entorno profesional. Dormir bien nos ayudará como el que más a tener un negocio saneado, con buena salud y con objetivos de crecimiento alcanzables. Dormir bien no es fácil en la situación actual de todos en los que tenemos mil cosas en la cabeza siempre pendientes a las que atender pero estos trucos pueden ayudarte para poder dormir las ocho horas de sueño reparador que necesita para aumentar tu productividad laboral y ser, en conclusión, más feliz.

  • Habitación despejada y ventilada: escuchamos mucho hablar de Feng-shui pero es que funciona. Tener una habitación limpia, ordenada, despejada y en la que fluya todo, ayuda muchísimo a descansar sin distracciones ni nada que pueda alterarnos. Piensa en los colores de tu habitación, en todo lo que puedas tener en ella, si tienes cosas debajo de la cama… sácalas, todo ayuda a dormir bien y por supuesto, ventílala cada mañana, es fundamental un ambiente fresco.
  • Ejercicio: también ayudará y mucho a poder desconectar del día de trabajo y enfocar tu mente hacia el sueño. Es imprescindible hacer un stop entre trabajo y vida personal si no, nos llevaremos el trabajo a la cama y será imposible dormir. Hacer algún tipo de ejercicio (no machacarse) es perfecto para conseguir esto. Lo que te haga sentir bien, lo que te ayude a ti, es lo adecuado. Además, conseguirás reducir el estrés y tu vitalidad aumentará.
  • Cenar ligero: la alimentación es una parte fundamental de nuestra vida y para dormir no iba a ser menos. Una digestión pesada de una comida pesada nos hará dormir al menos, mal, eso seguro. Intenta comer ligero, sin azúcares ni fritos y mejor si antes de ir a dormir puedes tomar una infusión que ayude a tu cuerpo a ir desconectando.
  • Alarma en múltiplos de 90 minutos: ¿por qué? Porque 90 minutos son los ciclos de sueño REM profundo y si despiertas en mitad de uno de ellos tendrás la sensación de no haber dormido nada. Este truco te ayudará a despertar mucho mejor y haber aprovechado el sueño. Y que sea una alarma agradable, no que te sobresalte al despertar y ya estés de mal humor todo el día.
  • Teléfono fuera de la habitación: no necesitas el mail, ni el whatsapp, ni nada que haya en tu móvil para dormir así que mejor déjalo fuera de la habitación y no solo conseguirás desconectar sino que alejarás las ondas que el aparato transmite. Y si tienes la alarma en el móvil, hazte con un despertador, será más sano.

Lo más importante es dormir bien y que tu sueño sea reparador. Con estos trucos puedes conseguirlo y verás cómo tu productividad laboral va en aumento. Si neceistas despejar tiempo para poder aliviar tu nivel de estrés, en tu empresa puedes tomar decisiones tan fundamentales como incluir un CRM Online para la gestión de tu negocio. Un All in 1 como Billage que sin duda, hará tu vida más fácil y te ayudará no solo a dormir mejor sino a aumentar tu producitividad profesional.   Gestiona tu startup con billage

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos