« Volver al glosario

Dieta


Las dietas de trabajo son percepciones económicas extrasalariales destinadas a cubrir los gastos a los que deba hacer frente un trabajador que por motivos laborales deba desplazarse durante un corto período de tiempo a trabajar fuera de su puesto de trabajo habitual. Por ejemplo, si un trabajador especializado de una filial situada en la ciudad “A” debe desplazarse 3 días a la sede central de la empresa situada en la ciudad “B”, se le pagarían dietas para cubrir los gastos de transporte entre la ciudad “A” y la “B”, los gastos de alojamiento en la ciudad “B” y los gastos de manutención (comida, etc.).