« Volver al glosario

Depreciación reversible


La depreciación reversible consiste en la pérdida de valor de un activo a causa de un cambio de circunstancias en el mercado. Dado que el valor inherente del activo permanece inalterado (el activo no se ha desgastado, ni ha quedado obsoleto, etc.), dicha depreciación puede revertirse en cuanto cambien las circunstancias del mercado, con lo que el activo recuperaría su valor anterior. Aunque sea reversible, la depreciación debe consignarse a nivel contable; si el activo recupera su valor deberá hacerse constar también en la contabilidad de la empresa.