PSD2: todo lo que debes saber

18 Junio 19

PSD2, regulación europea que afecta a los servicios de pagos digitales. ¿Te sigue sonando a chino cantonés? Explicamos, con detalle y muy claramente, qué es esto y a qué afecta lo de PSD2.

En resumen y en pocas palabras, PSD2 es esa regulación que se tornaba imprescindible, sobre los servicios de pagos digitales. Pagos digitales, esos que todos hacemos cada vez más a menudo y que por su expansión y movimientos dinerarios que origina, necesita de una regulación oficial a nivel internacional.

PSD2 es el sistema que hace más fácil en Europa todos los pagos digitales aportando a las transacciones mayor seguridad ofreciendo incluso un servicio bancario que ya está adaptado en su totalidad a las nuevas tecnologías.

No somos nadie sin el móvil y menos, sin internet. Todo lo hacemos a través de las nuevas tecnologías. Comprar ya no consiste en ir a una tienda y llevarse la compra sino que imperan las compras online. Y este boom del pago digital sin barreras ni localizaciones necesita de regulaciones que faciliten la acción y garanticen la seguridad.

Las APIS cada vez tienen más importancia y toman posiciones protagonistas en el escenario financiero. El engranaje fintech cada vez funciona mejor y evoluciona adecuadamente.

¿Qué es la PSD2?

PSD2 es la regulación en Europa para los servicios de pagos digitales. Esto ya nos ha quedado claro pero, ¿qué es en realidad y de dónde viene? Para entender mejor PSD2 debemos remontarnos a 2007 y a la aparición de PSD (Directiva de Servicios de Pago ó literalmente en inglés Payment Service Providers).

PSD apareció o se originó por la necesidad y con el objetivo de crear y tener un mercado único de pagos en la Unión Europea. ¿Para qué? Para incentivar la innovación, la eficiencia y también la competencia en dicho mercado.

Cuando el PSD tuvo una evolución natural, apareció PSD2, servicio que permite a los usuarios – consumidores y también a los vendedores – comerciantes disfrutar de los beneficios que aporta el mercado interior. Grandes ventajas entre las que hay que destacar las que afectan a los términos del comercio electrónico.

Revisión la de PSD2 datada en 2013 por la Comisión Europea y que pretendía ir un paso más allá en todo lo concerniente a las transacciones de comercio electrónico.

Objetivos PSD2

Los objetivos perseguidos por la Unión Europea con PSD2 son variados y todos ellos realmente interesantes pero ante todo, útiles. Lo más representativo y llamativo para todos es que pretende “nivelar el terreno de juego entre países y entre proveedores de servicio de pago”. Con ello, además de conseguir medidas iguales para todo se refuerza la posición del usuario – consumidor que opta a una mayor competencia y el mercado se convierte en más saludable con más opciones y alternativas.

Otra de las grandes ventajas y objetivos que se han desarrollado gracias a PSD2 es que se abren opciones de pago digitales con mayor seguridad como los realizados a través del móvil.

En castellano normal… ¿qué significa todo esto de la PSD2?

Todo cambio implica adaptaciones diferentes y que hay que ejecutar. Muchas de ellas, a primeras instancias al menos, serán aún más que desconocidas y habrá que analizarlas al detalle para no incumplir normativas.

Si hay alguna a la que hay que tener especial atención y cuidado es la de “la apertura de los bancos de sus servicios de pagos a terceras empresas”, los conocidos para algunos ya como TPPs. ¿So what? Lo explicamos.

TPPs es el servicio que permite el acceso de terceros a las cuentas de clientes de un banco. Así, estos terceros, podrán comenzar determinados pagos en el nombre del titular de la cuenta siempre y cuando este haya dado su consentimiento.

Los TTPs no son algo nuevo, ya funcionaban pero no podían realizar pagos y entrar en este ámbito. No podían hacerlo por las diferentes y complicadas barreras que existían. Ahora, al ya no existir, se abre el entorno a un juego con más implicados – mayor competencia, algo muy beneficioso para los usuarios.

Todo esto, traducido a idioma normal y que todos entendamos significa que a partir de ahora y gracias a PSD2, el comercio ya no tiene que recurrir a intermediarios (proveedores de pagos electrónicos que contactan con los servicios de tarjetas de crédito) para poder realizar la venta y que el dinero llegue a las cuentas de banco.

Ahora el usuario – comprador solo tendrá que autorizar al comercio el cobro de lo comprado en su cuenta del banco. Sin más, se acabaron los intermediarios. Todo ello gracias y a través de la API determinada para cada caso.

Bajando PSD2 a la tierra y según los responsables del producto en BBVA, José Manuel de la Chica, “aunque en la PSD2 nunca se habla expresamente de APIs, la mayoría de profesionales del sector tecnológico y financiero damos por hecho que las APIs serán el medio técnico que permitirá a los bancos cumplir con lo que establece la normativa”. Pero, en su opinión, el verdadero reto está en crear estándares para las APIs bancarias “a nivel de definición, nomenclatura, protocolos de acceso y autenticación…” 

Lo que se traduce en que los bancos van a tener que implementar APIs para ser capaces de dar este servicio y compartir con los proveedores la información.

Proveedores que se dividen en 2 tipologías: los que podrán iniciar pagos desde cualquier plataforma online y los que ya lo hacen a través de los habituales “agregadores” de información financiera. Estos últimos tienen la ventaja de acceder a los datos de los clientes pudiendo así dar servicios adicionales con valor añadido.

AIS y PIS… Los imprescindibles

Cuando en 2007 aterrizó la PSD pionera, la evolución del servicio no ha parado. Todo en pro de mejorar los servicios de pago por internet. Opciones hay cada vez más como servicios que recogen y almacenan la información de las cuentas bancarias de los clientes y la unifican en un solo lugar (los AIS). Así, los clientes, gracias a estos, podrán tener una visión financiera global en un único lugar. Conocerán sus gastos adjudicando patrones para poder tomar decisiones acertadas.

En el caso de los PIS, el uso de la banca online para realizar pagos por internet, ayudan a que los pagos se inicien desde la cuenta de los consumidores hacia la del comercio gracias a un software que hace las funciones de puente entre las cuentas. Así, este software va a rellenar la información necesaria para que esa transferencia se haga efectiva.

Sin duda alguna, la PSD2 es todo un adelante y está repleta de ventajas. La revolución fintech ya está más que en marcha y a pleno rendimiento. En billage lo sabemos y somos conscientes de su importancia de ahí que desarrollamos integraciones con bancos cada vez más potentes. Si aún no tienes billage, pruébalo gratis y verás la gran diferencia.

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos