Novedades fiscales para los autónomos

09 Enero 18

Dentro de dicha ley, denominada oficialmente como Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, ha habido múltiples aspectos relacionados con los trabajadores dados de alta en el Régimen especial de trabajadores autónomos que se han visto modificados. Algunos simplemente vienen a detallar o a ser más específicos sobre la regulación de algún aspecto concreto, pero sin entrar en modificar como venía aplicándose con anterioridad, mientras que otros vienen a ampliar beneficios fiscales o de cotización y a otorgar determinados derechos a los autónomos.

¿Son deducibles los gastos de manutención de los trabajadores autónomos? 

Pues bien, hasta ahora esta cuestión era una de las más conflictivas en los procedimientos de comprobación de la Agencia Tributaria. Hacienda venía entendiendo que, aunque el autónomo se desplazarse a otra provincia, y tuviese que comer allí, no era deducible el gasto que hubiese realizado en un restaurante para comer, alegando que fuese en esa provincia o en otra, el autónomo tendría igualmente que comer y por tanto no es un gasto necesario para su actividad ni le provoca la generación de ingresos.

No obstante, y al igual que ocurre con la exención de gastos de manutención en los trabajadores por cuenta ajena, la nueva normativa cambia este criterio, permitiendo la deducibilidad como gasto de la actividad profesional del trabajador autónomo los gastos de manutención en los que incurra, aunque con limitaciones y determinados requisitos.

Las limitaciones que se imponen son cuantitativas, no permitiendo en ningún caso que el gasto sea ilimitado, sino que tiene que encontrarse dentro de determinadas horquillas cuantitativas en función de si el desplazamiento es nacional o internacional y de si ha existido pernocta o no.

Con pernocta:

Desplazamiento dentro del territorio español: 53,34 euros diarios como máximo.

Desplazamiento a territorio extranjero: 91,35 euros diarios como máximo.

Sin pernocta:

Desplazamiento dentro del territorio español: 26,67 euros diarios como máximo.

Desplazamiento a territorio extranjero: 48,08 euros diarios como máximo.

De igual modo, se establecen dos requisitos fundamentales para la deducción de estos gastos: que el gasto se realice en establecimiento de hostelería (es decir, no es válido por ejemplo comprar pan y embutido en un supermercado y hacerse un bocadillo) así como que el pago de dicho gasto se haya realizado con medios electrónicos (tarjeta), de forma que se pueda demostrar quién es el que ha incurrido en dicho gasto.

Deducción gastos suministros hogar

Con la legislación vigente hasta el momento, existían diversos criterios e interpretaciones sobre que gastos y suministros del hogar son deducibles cuando un Autónomo trabaja desde su casa.

Venían diciendo diversas resoluciones de la Dirección General de Tributos que para poder probarlo había que tener contadores individuales que diferenciasen entre el consumo correspondiente a gasto personal y el correspondiente a gasto por la actividad. También venían diciendo que había que aplicar una proporción de tiempo de trabajo entre horas de suministro y con ello sacar una proporción.

La nueva legislación viene a resolver parcialmente lo anterior establecimiento un mínimo que, salvo prueba en contrario, podrá deducirse. De igual modo, en el caso de que el contribuyente pueda probar un mayor gasto de la actividad, podrá deducirse más, pero en este caso la prueba corresponde al contribuyente y la realidad es que no suele salir rentable siquiera el intentar demostrarlo.

La nueva normativa establece que podrá decidirse un 30% de los gastos de suministro sobre la proporción de metros de la vivienda afectos a la actividad. Esto es, si tenemos una casa de 100 metros cuadrados y tenemos afectos a la actividad el 20%, serán deducibles el 30% del 20% de las facturas de suministros. Es decir, en este ejemplo, el 6% del total de la factura.

Si tenemos una factura de electricidad de 100€, conforme al ejemplo anterior debemos sacar que parte de la factura es de la actividad, es decir, el 20%, que son 20€ y, sobre este importe, aplicar el porcentaje que marca la ley, el 30%, es decir, son deducibles 6€.

¿Insuficiente? Pues más que probablemente. Por ello, diversas organizaciones están luchando ya para que este criterio se corrija y se aplique un resultado más realista, puesto que en otro caso la deducibilidad por esta cuestión va a ser mínima.

Respecto a que se considera suministro y por tanto le es aplicable está regla, la Agencia Tributaria ha indicado que lo son agua, gas, electricidad, telefonía e Internet.

Equiparación deducibilidad vehículos entre IVA e IRPF

Hay que tener en cuenta que, pese a que durante la tramitación de la ley en el Congreso existió la intención de incluir una equiparación de la deducibilidad de la inversión realizada en vehículos por los autónomos, esta medida finalmente fue eliminada de la ley y no se encuentra entre el articulado aprobado.

En consecuencia, en el caso de IVA sigue existiendo la presunción de deducibilidad del 50% del IVA del vehículo en el caso de que este se encuentre afecto, aunque sea parcialmente, a la actividad profesional (si el porcentaje de afectación es mayor, y se puede probar, se puede deducir mayor porcentaje, y si es menor será la Administración quien deberá probarlo).

En cambio, en el caso de IRPF, permanece la regla de que solo será deducible en el caso de completa afectación a la actividad, es decir, uso exclusivo para la actividad profesional, siendo la prueba de esto del contribuyente y actuando de forma absolutamente estricta la Administración en cuanto a la deducibilidad de gastos del vehículo.

 

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos