¿Conoces las soluciones de billage incluidas en el programa Kit Digital?¿Quieres conseguir tu ayuda Kit Digital?Saber más
María Alcaraz
María Alcaraz

El CRM de billage: los tips básicos


Esto es así y a menudo no le damos la importancia que tiene y vamos dejando los mails sin guardar bien el contacto y mucho menos registrar la actividad (una reunión, una llamada, las impresiones y consecuencias de la acción), las tarjetas de visita por el bolso o la mochila sin traspasar los datos a ningún lugar seguro y desde el que hacer seguimiento… Y todo se convierte en un caos y lo que es peor, perdemos importantes oportunidades comerciales porque no tenemos todos los contactos en un único lugar desde el que poder crear un flujo de acciones de ventas. Esto ocurre porque no tenemos un CRM, un potente CRM con el que abarcar todas las actividades que poner en marcha desde que a nuestra disposición se pone un nombre, un número de teléfono y/o un email de alguien que si no ahora, en algún instante nos interesará y será de gran valor.
 
Como ya sabrás (y si no hoy te lo cuento), billage es una solución cloud (en la nube) all in one para la gestión de tu negocio es decir, con billage puedes llevar el control diario y exhaustivo de toda tu empresa desde un único lugar, con única cuota y desde cualquier dispositivo (tenemos ya disponible la App para Ios y para Android). ¿Y qué incluye esta gestión? CRM, gestión de proyectos y facturación. Puedes cubrir todo el ciclo vital de un lead (contacto) desde que lo tienes hasta que haces el proyecto, lo cierras, lo facturas y lo analizas.
 
Pero como todas las casas deben empezarse por los cimientos y no por el tejado, hoy vamos a hacer lo propio y comenzar por la pieza inicial de nuestra herramienta y también la de tu negocio: el CRM. Porque como decíamos al comenzar, un lead o registro (un contacto, un mail de alguien, el teléfono… lo que sea) es un tesoro que debes guardar a buen recaudo y crear acciones óptimas para sacar el máximo rendimiento comercial del mismo.
 

Si hay un lead, hay una oportunidad comercial = una venta

 
¿Qué tiene de especial el CRM de billage?

Facilidad de uso:

Cuando escuchamos las siglas CRM siempre nos entra un pánico bastante importante y es que se nos vienen a la cabeza los complicados programas o herramientas que hay en el mercado que para volcar nuestros contactos tardamos una eternidad y ni que decir tiene lo difícil que se hace la gestión diaria.
 
Con billage esto no ocurre y es que una de nuestras premisas es la gestión fácil y ágil y así es nuestra / tu herramienta: sencilla, rápida, ágil y eficaz.
 

Una vez que contratas billage para la gestión de tu negocio (puedes ver lo asequible que resulta consultando los precios aquí), ya estás listo para trabajar día a día con él.

 

No tienes que instalar nada:

Porque billage es cloud, online, está en la nube y sólo necesitas tener internet y con tu usuario y contraseña… ¡listo! Desde cualquier dispositivo lo tienes disponible. 
Comenzar a utilizar el CRM es tan sencillo como tener un contacto. Imagina que ayer estuviste en un evento y recogiste un número importante de tarjetas de visita. Coge tus tarjetas, con sus nombres, teléfonos y emails y sólo tienes que dedicar un poco de tu tiempo a subir los datos al CRM. Es súper intuitivo, visual y eficaz porque cuando tienes los datos de una empresa en billage, jamás tendrás que volver a introducirlos ni para enviarles un presupuesto, ni para añadir las actividades comerciales, ni para crear un proyecto, ni mucho menos, para facturar. Una y no más. Eso es lo que pasarás con tus contactos cuando los tengas en billage.
 

Fácil acceso:

Además de que cuando subas los contactos al CRM de billage jamás tendrás que volver a introducirlos, sólo actualizarlos en caso de cambio de algún dato, lo mejor es que todo tu equipo tendrá siempre acceso a esos datos para realizar la actividad que necesite en cada instante. Se acabó esto de no poder llamar a un cliente porque no tienes a mano el contacto, el teléfono o no puedes enviar la oferta por email porque perdiste el mail o está guardado en un Excel en un ordenador determinado y la oficina está cerrada o la persona que tiene el registro, está de vacaciones.

Adaptado al proceso de venta:

Porque lo fundamental de un contacto o lead es poder sacarle el máximo partido, lo básico del CRM de billage es que se adapta a tu proceso de ventas. Vender, todos queremos vender y con billage, todo será más fácil porque si tienes un embudo de ventas bien organizado, determinado por fases y sabes dónde estás en cada momento, puedes tomar acciones efectivas y eficaces. Usa el embudo de ventas que te aporta billage (creado según los criterios de sales más efectivos) o configura el tuyo propio).

Envíos directos desde el CRM:

Porque no hay nada que pueda dar más pereza y se pueden perder datos por el camino que tener que sacar los documentos para luego enviarlos desde tu plataforma de email. Ahora con billage, directamente, haz un presupuesto – oferta desde el CRM y envíalo por email sin salir de la pantalla. 

Clasificación de la actividad comercial:

Según los clientes, los contactos, las oportunidades y su estado… Porque todo es fácil, ágil y rápido si puedes tener acceso visual a lo que está acontenciendo en las ventas de tu negocio.

 
Y además de todo esto, algo que hace muy efectivo el CRM de billage son sin duda alguna, sus INTEGRACIONES. Porque necesitas que sea ágil y esté conectado con tus herramientas diarias de gestión de tu negocio y en el momento de vender y hacer marketing, tienes que tener un flujo optimizado de todas las acciones. Google Calendar, Drive, mailchimp o typeform a golpe de un clic y conectado a tus contactos.


 
Descubre cómo puede ayudarte a optimizar tu proceso de ventas un buen CRM que además te pueda dar mucho más como la gestión de proyectos y la facturación cubriendo el ciclo vital de tu cliente.
 
Pruébalo gratis durante 14 días y seguro, te quedarás enganchado.
 

This post is also available in: Spanish

0 ComentariosEsta publicación no tiene comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos