¿Cómo funciona el Criterio de caja?

26 Enero 14

El 1 de enero de 2014 entrará en vigor el tan esperado criterio de caja para el iva que debía de servir para mejorar la tesorería de las pequeñas empresa, autónomos y profesionales al posponer el pago del IVA al trimestre en que efectivamente se cobraran las facturas de sus clientes. Esta modificación tan peleada por los afectados, asociaciones que los engloban y patronal, ha quedado en una regulación un poco “light” al tener que cumplirse una serie de formalidades y requisitos que nos da la sensación de que provocarán mas de un quebradero de cabeza a quien se acoja (y a sus clientes) en forma de “paralelas” emitidas por la Administración provocadas por la incorrecta cumplimentación de las liquidaciones, declaraciones y libros registro relacionados con el IVA. ¿Cómo funciona? La idea en principio es sencilla, las liquidaciones de IVA se deberán confeccionar en los mismos plazos y modelos que hasta ahora pero incluyendo en el IVA devengado (repercutido) las facturas cobradas en el trimestre y en el deducible (soportado) las facturas pagadas en el mismo periodo; con la excepción de algunas operaciones que no podrán incluirse en el Régimen especial. ¿Quién puede acogerse? Este Régimen especial es voluntario y por lo tanto se debe de solicitar su inclusión durante el mes de diciembre precedente al ejercicio en el que se desea acogerse. Además de ciertos requisitos formales y de exclusión, el principal es tener una facturación anual inferior a los 2.000.000 de euros. Billage te ayuda a llevar la contabilidad al día ¿A quien afecta? Uno de los puntos conflictivos del Régimen es que afecta tanto a quien lo solicita voluntariamente, como a quien es receptor de las facturas de un contribuyente acogido al mismo; dicho de otro modo, lo clientes de empresas que liquiden su IVA por el criterio de caja no podrán deducirse el IVA de las facturas que reciban hasta que no las hayan pagado, con lo que deberán de llevar un doble control, uno el general para sus operaciones ordinarias y otro para las facturas recibidas de contribuyentes acogidos al Régimen... vamos un lio si no tienes un buen programa informático para controlarlo. En próximas entradas iremos ampliando las particularidades del Régimen especial del criterio de caja.

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos