« Volver al glosario

Modelo 130


El Modelo 130 es un modelo de declaración de impuestos -de presentación trimestral- mediante el que se declaran los beneficios obtenidos hasta la presentación del modelo y se liquida el pago correspondiente a cuenta del IRPF que se habrá retenido durante el trimestre en cuestión. Deben presentar el modelo 130 todos los autónomos y otros profesionales que utilicen la modalidad de estimación directa, tanto normal como simplificada. No obstante, los profesionales el 70% (como mínimo) de cuyos ingresos estén sujetos a retención a cuenta del IRPF no están obligados a presentar el modelo 130.