María Marqués

Tramos IRPF, ¿cómo funcionan?


El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) es un impuesto progresivo y directo que grava las rentas de las personas físicas obtenidas durante un año natural. Por renta se entiende la totalidad de sus rendimientos ganancias y pérdidas patrimoniales, además de todas las imputaciones establecidas por ley, independientemente de dónde se produzcan.

No se trata de un tributo con una cuantía fija ya que esta variará en función de los ingresos y la situación de cada contribuyente. Se puede decir pues que se adapta a la capacidad económica de cada individuo. Al ser un impuesto progresivo, esa cuantía aumenta según crecen los ingresos.

¿Cómo se calcula este impuesto?

Para calcular la cuantía que debemos pagar a la Agencia Tributaria es preciso aplicar una escala de porcentajes, siempre teniendo en cuenta todas las rentas que se perciben. Dentro de estas últimas se incluyen: los ingresos obtenidos por el trabajo, los rendimientos de capital y de actividades económicas, las ganancias y pérdidas patrimoniales y también las imputaciones que se establezcan por ley (rentas inmobiliarias, transparencia fiscal internacional y cesión de derechos de imagen).

Es importante aclarar que Hacienda agrupa los ingresos por categorías, por lo que las rentas de trabajo y ahorro tributan de forma diferente. En el primer caso lo hacen dentro de los tipos generales. Las otras cuentan con tramos y escalas propios.

Base liquidable

Según el artículo 54 de la Ley General Tributaria la base liquidable es el resultado obtenido tras aplicar a la base imponible una serie de reducciones, muchas de ellas reguladas por las Comunidades Autónomas.

Sobre esta base liquidable se aplicarán diferentes tipos. Al ser el IRPF un impuesto progresivo, los ingresos se dividen en tramos a los que les corresponde un determinado porcentaje.

Tabla con los tramos de IRPF

Tramo y Base liquidable

Tipo estatal

Tipo autonómico

Tipo total

Tramo 1:

 De 0 a 12.450 euros

9,5%

9,5%

19%

Tramo 2:

Los siguientes 7.750 euros

(De 12.450 € a 20.200 €)

12%

12%

24%

Tramo 3:

 Los siguientes 15.000 euros

(De 20.200 € a 35.200 €)

15%

15%

30%

Tramo 4:

 Los siguientes 24.800 euros

(De 35.200 € a 60.000)

18,5%

18,5%

37%

Tramo 5:

En adelante

 (a partir de 60.000 euros)

22,5%

22,5%

45%

En la columna llamada tipo autonómico se incluyen los tipos que se aplican a los contribuyentes que no residen en España. Los que vivan en el país deberán susbsituir estos por los correspondientes a la Comunidad Autónoma donde residan.

En este enlace se pueden consultar los tipos aprobados por cada comunidad.

¿Qué sucede si una persona ingresa al año más de 60.000 euros?

Cuando un individuo ingresa más de 60.000 euros no tributa toda la cantidad al 45%. Con un ejemplo se entederá mejor.

Si la base liquidable de una persona es de 65.000 euros tributará de esta forma:

  • Los primeros 12.450 al 19% (9,5% por tipo estatal y otro 9,5% por tipo autonómico);
  • el segundo tramo de 7.750 euros al 24%, (12% estatal y 12% autonómico);
  • los 15.000 euros siguientes al 30%, (15% estatal y 15% autonómico);
  • los 24.800 euros siguientes al 37% (18,5% estatal y 18,5% autonómico);
  • y los últimos 5.000 euros al 45%. (22,5% estatal y 22,5% autonómico).

¿Cómo se calculan las retenciones?

La Agencia Tributaria ha publicado en su página web un cuadro con las retenciones e ingresos a cuenta del IRPF de este año. Para consultar en la información pincha en este enlace.

¿Y qué son las retenciones? Es el dinero que Hacienda retiene cada mes del salario de un trabajador. Vienen a ser como una especie de anticipo de la cuota de impuesto que más adelante el contribuyente deberá de pagar.

 Para calcular las retenciones Hacienda usa varios datos además del salario: el salario bruto, tipo de contrato, situación laboral, situación personal (soltero, con hijos a cargo, etc), entre otros.

La Agencia Tributaria pone a disposición del contribuyente una herramienta que permite calcular el tipo de retención aplicable y el importe final.

Fechas que debes tener en cuenta

Desde el 1 de abril hasta el 30 de junio

  • Presentación por Internet de las declaraciones de Renta 2019 y Patrimonio 2019

  • Presentación por teléfono de la declaración de Renta 2019

Con resultado a ingresar con domiciliación en cuenta, hasta el 25 de junio

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos