¿Trabajar en un coworking cuando empiezas?

25 Mayo 16

Empezar una empresa no es algo sencillo, eso lo sabemos y los que lo hemos probado, estamos totalmente convencidos. Además de tener la idea del negocio, sobre qué versará, testar si es una buena idea con recorrido, buscar el dinero que sea necesario para empezar, etc, tienes que encontrar un lugar agradable, cómodo y operativo para trabajar porque, aunque lo tuyo sea ofrecer un servicio y pienses que puedes trabajar desde cualquier lugar (por ejemplo tu casa), realmente esto no es ciertamente así por muchas más razones de las que crees. Imaginamos que eres diseñador gráfico, te dedicas al marketing y/o comunicación, programador / desarrollador web o cualquier otro servicio que se pueda hacer en remoto y que no necesita de una ubicación física específica como una tienda, un bar o cualquier otro que obliga a buscar un local. Si este es tu caso, lo dicho, pensarás que con tu ordenador y como mucho una libreta y un bolígrafo vas sobrado y puedes estar en casa, en el sofá y trabajando todo el día y así, ahorras gastos incluso pero la realidad va muchísimo más allá y es que, esta práctica se volverá en tu contra en poco tiempo y estarás perdiendo más dinero del que gastarías en un lugar externo a tu querido hogar para poder trabajar bien. Por este motivo, pocos años atrás empezaron a proliferar los ahora más que conocidos Coworking y es que, tras el boom del emprendimiento propiciado por la crisis económica, muchos profesionales se independizaron laboralmente y al poco tiempo comprobaron que trabajar desde casa no era la mejor idea. ¿Por qué? Te estarás preguntando si estás pensando que es una gran opción y estás a punto de lanzarte a ello. Pues entre otros motivos te contamos los contras de trabajar en casa:  

  • No diferencias entre tu tiempo y espacio de ocio / personal del de trabajo y de repente te verás poniendo una lavadora mientras se graba un archivo a las 12 del medio día o trabajando porque has tenido una idea a las 3 am desde la cama. Y esto, hace que desvirtúes y muchísimo tu realidad y tu mentalidad.
  • En pocas semanas te habrás convertido en un huraño porque no verás a gente durante días, acostumbrándote a estar en tu cueva, con tu ordenador y hasta si te llama al timbre el cartero te molestará y comprobarás como de mal le contestas. Necesitas si o si interactuar con gente.
  • La rutina brillará por su ausencia. En relación al primer punto, trabajar en casa te exime supuestamente de ponerte una hora para levantarte, ponerte a trabajar en un horario digno, y dejar de hacerlo también cuando toca. Incluso pasarás a comer a horas intempestivas y el auto- cuidado desaparecerá.
  • Y de ahí lo siguiente, el auto-cuidado. Qué fácil será caer en ducharte a las 5 de la tarde porque te has levantado y de cualquier manera te pusiste delante del ordenador, no arreglarte, no velar por ti…
  • Además, de cara al cliente, no tendrás un espacio a la altura de tu profesionalidad y servicio para recibir a tu cliente y esto cuenta y mucho, porque puedes pensar que siempre tienes la opción de ir a verlo a su oficina pero no siempre es así y hay clientes que quieren ir a verte u ofrecerlo ya da cierta categoría porque “tienes oficina”.

Así que estas son algunas de las razones del por qué los coworkings están en auge y cada vez son más y mejores los que puedes encontrar en tu ciudad, y ya no solo en las grandes capitales sino que los encuentras allá por donde vayas. Gestiona tu startup con billage

¿Qué tiene de bueno trabajar en un coworking?

En realidad tiene muchísimas ventajas, quizás también más de las que podamos pensar a priori y verlo solo como un gasto.

  • Tienes un espacio externo para trabajar y con ello significa que separarás muy bien tu espacio de trabajo de tu casa y ocio, con lo que ganarás en salud mental.
  • Interactúas con gente, algo muy sano y que enriquece sobre todo porque no te alejas del entorno profesional y hablas, charlas, tienes encuentros profesionales, te distraes, compartes cuando estás saturado.
  • De esto se derivan también importantes sinergias profesionales porque dentro del mismo espacio puede haber gente que necesite tus servicios para sí mismo o para algún proyecto que esté desarrollando y esto, te ayudará a seguir creciendo.
  • Te obligará a tener rutina o al menos, a salir de casa y ello implica, el cuidado personal que aunque parezca obvio, cuando se es autónomo, tienes tu propio negocio y tienes que echarle más horas que un reloj, pasa a dejar de ser prioritario.
  • Tienes todos los servicios en una sola cuota: luz, espacio de trabajo, internet, impresora, etc en un solo pago. Puedes buscar el espacio que por zona te vaya bien y que se adapte a tus posibilidades económicas.
  • Tendrás un espacio digno en el que recibir a tus clientes ya que la mayoría de los coworking cuentan con salas de reuniones para recibir a tus visitas.

Así que llegados a este punto, nuestra recomendación es que tengas un espacio más allá de tu casa para trabajar porque de verdad, que tu productividad lo notará y muchísimo, tu mente estará más centrada y tu enfoque al trabajo será mucho mejor. Rodearte de ambiente de trabajo ayuda a entrar en esa corriente más fácilmente que si lo haces tú solo con las mil y una distracciones que tenemos en casa. Gestiona tu startup con billage

¿Y qué coworking eliges?

Pues por tener tienes infinidad de ellos. De hecho, ya existe desde hace algún tiempo una web que hace las funciones de buscador de oficinas compartidas por ubicación y que te ayudará a encontrar la que mejor se adapte a ti. Este site es http://coworkingspain.es, échale un ojo y verás qué lugares tan especiales hay pero por si te ayuda un poco más, hemos elegido algunos que ya conocemos y que nos consta que se trabaja muy bien en ellos. Os dejamos sus datos y a la aventura, siempre elegir aquello que nos ayuda es la clave porque emprender no es sencillo. Déjate ayudar, contrata un espacio de trabajo compartido que te haga todo más liviano, ayúdate de una solución online como Billage para la gestión de tu negocio, y poco a poco ve creciendo. Barcelona:

  • Deco-working: si trabajas en el ámbito del diseño, sea cual sea tu área, y estás en Barcelona, este es tu espacio porque con al proliferación de espacios, ha aumentado la especialización por sectores y es que incluso hay coworkings especializados (diseño, comunicación, eshops…). En este todos los creativos de diseño son más que bienvenidos y además, seguro que te encantará el ambiente.
  • Moda22: y por supuesto la moda no podía faltar ya que en España tenemos grandes diseñadores de moda que poco a poco y con mucho esfuerzo (como todos los emprendedores) sacan adelante sus creaciones y marcas. En este cowoking están enfocados a diseñadores y empresas de moda que empiezan, lugar en el que hacer buenas sinergias, seguro.

Madrid:

  • The Shed Coworking: en pleno barrio de Salamanca de Madrid es un lugar acogedor, especial y con muchas posibilidades de formación y actividades diversas en las que participar. Además, en primavera y verano disfrutarás de su terraza para reuniones o pasar un rato distendido.
  • Dcollab: un espacio único en el centro cool de la ciudad de Madrid, el barrio de Salesas – Malasaña, con una decoración cuidada al detalle y del que salen alianzas y proyectos más que interesantes gracias a las sinergias de sus habitantes – coworkers.

Málaga:

  • The Translation Factory: si vives en Málaga, amas el centro y te gusta disfrutar de la luz y un espacio cuidado y bonito, este es tu coworking sin duda. A nosotros solo sus fotos ya nos ha enamorado y nos consta que tiene un ambientazo creativo increíble.
  • Yellow Bricks: profesionales de primer nivel y de amplia experiencia laboral y también docente idearon este espacio para dar lugar a nuevos proyectos en la ciudad, porque confían en el talento malagueño. Un espacio en el que crear, organizar o asistir formaciones y poner en práctica todo aquello que idees.

  Estos son solo algunos ejemplos de espacios que pensamos que os pueden ayudar a ver que hay mucho donde elegir, de todos los tipos y para todos los gustos. Los hay los más míticos y ya conocidos como Hub, Utopic-us, La Industrial, Crec, Garaje Madrid o The Office Surf (si, existe y está en Canarias para que puedas ir de la playa al trabajo y al revés… ¿nos mudamos allí?). Solo tienes que echar un vistazo, buscar y visitar antes de elegir, este es nuestro gran consejo: haz como si fueses a elegir una casa en la que vivir: busca y visita, visita y visita y después, elige el tuyo.

4 comentarios
  • axel
    axel 12:45:49, 19 Septiembre 2016
    Responder Autor
    Hola, muy buen articulo, muy interesante! También existe en Francia un nuevo modelo de espacios de coworking que son los coworkings cafés donde el concepto es que pagas por tiempo (hora, día) y con consumiciones incluidas o sea un buffet libre libre incluido de bebidas calientes galletas, snacks, frutas... todo incluido en el precio. Ahora en Barcelona que acaba de de abrir: Coco Coffice (carrer de manso 17, cofficebarcelona.com). Saludos y buen cowork!!
    • María Alcaraz
      María Alcaraz 12:02:08, 24 Abril 2018
      Responder Autor

      Hola. Sí, aquí también los hay ya. En Madrid tenemos 2 identificados: uno en Alonos Martinez y otro en calle Velazquez. Gracias por el aporte.

  • Guillermo
    Guillermo 7:41:27, 14 Diciembre 2016
    Responder Autor
    Yo estoy trabajando en uno en madrid, http://neoland.es Echarle un ojo. Tienen unos cursos de diseño gráfico (mi área) que son una pasada. El espacio está puesto con una decoracion increible y no puede estar mejor situado. AUn así, todos los coworkings son una pasada. En general una experiencia que merece la pena.
    • María Alcaraz
      María Alcaraz 12:01:25, 24 Abril 2018
      Responder Autor

      Muchas gracias Guillermo. Le echaremos un ojo. Nos alegra que te guste la experiencia.

Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos