María Alcaraz
María Alcaraz

REDEME, ¿qué es?


Si eres autónomo debes conocer y estar al tanto de qué es REDEME ya que es algo directamente relacionado con el IVA trimestral al que todos los profesionales independientes estamos sujetos. ¿Qué es REDEME, para quién es, cómo funciona? Lo descubrimos hoy porque sin duda alguna, cambiará en algunos casos la forma que tienes de gestionar el IVA en tu negocio.

En este artículo encontrarás:

REDEME: definición

Requisitos para tributar en REDEME

Cómo inscribirse

Plazos en REDEME

Lo positivo y sus ventajas de este régimen

REDEME: definición

REDEME es una forma diferente y “especial” de tributar el IVA como autónomos y/o empresas. Eso sí, aunque estés sujeto a REDEME, no quedarás exento de la declaración trimestral de IVA.

Para que nos vayamos entendiendo mejor y desgranando todo paso por paso, empecemos por el significado literal de REDEME: Régimen de Devolución Mensual de IVA pero, ¿qué es exactamente?

Es el régimen de devolución de IVA de facturas solo disponible para grandes empresas y grupos exportadores.

Aquí está la clave de este régimen y es que ya no hay que esperar si lo deseas al cierre del trimestre para recibir la devolución del IVA pagado en cada factura sino que puedes solicitarlo mensualmente sea cual sea el volumen de tu negocio.

En un principio cuando se instauró este sistema, REDEME, solo estaba disponible para grandes empresas y empresas exportadoras (porque realizaban grandes compras mensualmente y con esto se evitaban tener que esperar). Actualmente esta restricción se ha levantado y cualquiera que cotice en IVA puede solicitar la devolución del IVA de forma mensual.

Requisitos para tributar en el REDEME

Aunque las restricciones mencionadas anteriormente ya no están vigentes y cualquiera que cotice y trabaje con IVA puede solicitar la devolución mensual a través de REDEME, si existen algunos requisitos a priori, fáciles de cumplir.

  • No estar tributando en el Régimen simplificado de IVA (el de los módulos) a menos que transportes viajeros o mercancías por carretera.
  • No deber nada a Hacienda. Es decir, estar al corriente de todas tus obligaciones fiscales y tributarias (ya sabes, si debes algo, no hay devoluciones posibles).
  • No haber estado excluido de los Registros durante los tres años anteriores a la solicitud de alta en REDEME.
  • No estar de baja cautelar en el registro de devolución mensual ni que te hayan revocado el número de identificación fiscal.

¿Cómo inscribirse?

Para poder acogerse al régimen REDEME y así optar a la devolución mensual de IVA en lugar de la trimestral, hay que realizar los siguientes pasos en Hacienda – Agencia Tributaria.

Para el alta en REDEME:

Modelo 036: es el Alta Censal que tendrás que cumplimentar para acogerte a REDEME y que también notifica la baja en el Censo de empresarios, profesionales y retenedores.

Modelo 039: que será de efectos para la declaración de datos relativa al régimen especial del grupo de entidades en el impuesto sobre el IVA.

Con estos dos modelos estaremos oficialmente dados de alta en REDEME. Posteriormente, habrá que hacer las liquidaciones de IVA de forma mensual (y no trimestral como habitualmente, ahí está la diferencia).

Trámites mensuales – Obligaciones REDEME:

Modelo 303: que será el modelo fiscal y tributario con el que notificarás a Hacienda el IVA repercutido durante el mes.

Modelo 340: que es una declaración informativa de los contenidos de los libros de registro de IVA de tu empresa.

Plazos en REDEME

En el sistema REDEME no puedes darte de alta cuando tú quieras (como podría ser el caso del alta de autónomo). El registro en REDEME será siempre en noviembre (su presentación) y será hábil para el año – ejercicio siguiente. Es decir, si te das de alta en noviembre de 2021, empezará a tener en efecto al cierre de enero de 2022 momento en el cual podrás solicitar la devolución mensual de IVA.

Una vez que te das de alta en REDEME estás obligado a estar en el mismo durante mínimo, un año. No es algo que se pueda cambiar cada mes o según nos interesa.

REDEME te ayudará si tienes importantes compras en tu empresa a tener una devolución del IVA más ágil y no tener que esperar a la finalización de trimestre. Eso sí, es imprescindible tener un registro muchísimo más exhaustivo de tus finanzas y contabilidad. Para eso sin duda, te recomendamos que utilices billage. Bastante complicado es tener al día los gastos e ingresos día a día para la liquidación trimestral… Si es mensual mejor tenerlos a ralla y para eso billage, es perfecto.

Lo positivo y sus ventajas de este régimen

Llegados a este punto y para cerrar este post, es importante que resumamos los motivos por los que te beneficiaria darte de alta en el sistema REDEME. Algo a tener muy en cuenta porque no es algo que puedas hacer en cualquier momento (solo en noviembre) y tampoco podrás darte de baja cuando te apetezca sino que tendrás que permanecer durante un año como mínimo. Y supone realizar la liquidación de IVA de forma mensual (implica más trabajo financiero).

La mayor ventaja de estar sujeto a REDEME es si realizas importantes compras en tu negocio de forma sostenida (por ejemplo exportaciones también). En este caso es muy beneficioso porque no tienes que esperar al trimestre para que Hacienda te devuelva el IVA pagado. Eso sí, si las haces habitualmente ya que si solo es un mes o de vez en cuando, deberías valorar si te merece la pena el trabajo mensual de realizar los trámites.

También si estás empezando tu actividad profesional y tienes que realizar compras de forma constante, te conviene estar en este sistema y así poder ir recuperando el IVA pagado para poder volver a comprar y no descapitalizarte en demasía.

Y por supuesto en las empresas exportadoras en las que el IVA soportado es mucho más (habitualmente) que el devengado – repercutido. Aquí no deberías esperar al trimestre para recuperar el IVA y REDEME es la mejor solución.

Por último también destacar que si estás inscrito en este régimen tendrás las ventajas añadidas que da el Suministro Inmediato de Información (SII) y es que Hacienda premia a quien le da todo lujo de detalles de sus transacciones de forma constante. Entre otros beneficios tienes las reduciones de obligaciones formales o la disminución de plazos en comprobaciones.

Sin duda, si haces compras elevadas para tu negocio y/o tienes una empresa de exportaciones, para la gestión del IVA para con la Administración, REDEME es tu mejor aliado. Eso sí, lleva todo al día en tus solución de facturación y fiscalidad para no perder detalle. ¡Prueba ahora billage! Y todo será más fácil, ágil y eficaz.

This post is also available in: Spanish

0 ComentariosEsta publicación no tiene comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos