¿Qué es SCRUM?

06 Octubre 15

SCRUM es un sistema de trabajo orientado a la gestión y el desarrollo de proyectos a través de un sistema incremental, en lugar de pasar por los pasos previos de planificación y ejecución completa del proceso. El SCRUM también contempla la posibilidad de solapar las diferentes tareas del proceso de producción o desarrollo en vez de tener que ejecutarlas una tras otra. Con este sistema de trabajo se da más valor al conocimiento final de las personas y los equipos implicados que a la calidad del proceso de desarrollo. Puede que sea la primera vez que oyes hablar de esta palabra o puede que ya estés familiarizado con ella aunque no sepas exactamente lo qué es. Si este es el caso te recomiendo que te quedes con nosotros ya que a continuación vamos a hablar un poco del tema. El SCRUM consiste en el trabajo colaborativo y en el hecho de juntar un conjunto de buenas prácticas en un mismo proceso de desarrollo persiguiendo siempre un buen resultado final. Con la metodología SCRUM las entregas del producto final se realizan de forma parcial y regular, se prioriza altamente el beneficio del individuo u organización que recibe el proyecto. Es más probable ver la metodología de trabajo SCRUM en entornos de trabajo complejos, donde haya fuertes exigencias de resultados a corto plazo y las condiciones externas sean cambiantes y muy difíciles de predecir. En este tipo de entornos donde el SCRUM juega un papel importante, la productividad, agilidad de producción, la innovación y la competitividad son factores muy a tener en cuenta. El SCRUM suele entrar en escena cuando algo va mal en el proceso de producción y provoca problemas que podrían ser los siguientes:

  • Tu cliente no recibe exactamente lo que había pedido
  • Los tiempos de espera son demasiado largos
  • La calidad del producto o servicio no es suficiente
  • Los costes suben por encima de los márgenes
  • Se tarda demasiado en reaccionar ante acciones de la competencia
  • Los equipos de trabajo no están motivados y las tareas son se completan.

Estas son algunas de la situaciones que el SCRUM puede ayudar a solucionar, pero para poder implementarlo primero deberás averiguar cómo funciona: Gestiona tus proyectos y tareas con billage

¿Cómo funciona el SCRUM?

El SCRUM es un sistema que funciona a través de iteraciones, en cada una de ellas se debe trabajar para mejorar el producto final que recibirá el  cliente, siempre buscando su satisfacción. La gestión del proyecto en este punto es imprescindible. El sistema se divide en diferentes pasos:

  • Las peticiones del cliente: En este punto se definen aquellas características del producto o proyecto que son más prioritarias para el cliente final. En este mismo punto el equipo puede interaccionar con el cliente para resolver dudas y establecer un orden claro en la priorización de tareas.
  • Hay que planificar: Internamente, el equipo deberá desarrollar un proceso compuesto por tareas con el objetivo de resolver los puntos acordados anteriormente con el cliente. Las tareas serán asignadas y repartidas entre los miembros del equipo de manera que puedan realizarse en paralelo.

Tanto la primera como la segunda fase del proceso no deberían durar más de 4 horas. Para proceder a la ejecución del SCRUM tenemos que pasar por diferentes pasos, uno muy importante son las reuniones que debe realizar el equipo de trabajo diariamente. En estas reuniones se tratarán temas como: Qué he hecho hoy, cómo lo he hecho, con qué obstáculos me he encontrado, etc... Todo esto con el objetivo de mejorar cada día el proceso hasta un producto o servicio final que satisfaga las expectativas del cliente. Una figura que cobra una importancia especial durante el proceso es la del SCRUM master, aquella persona que deberá asegurarse de que el equipo de trabajo termina cumpliendo con las expectativas del cliente, y también de que el nivel de productividad del equipo no baje. Para conseguir esto el SCRUM master deberá solventar aquellos obstáculos que el equipo no ha podido solventar por si mismo. Además, también será el encargado de proteger el equipo de eventos externos que puedan perjudicar al nivel de productividad.

Las revisiones de la iteración del SCRUM

El último en el que tienen lugar las iteraciones se inicia un proceso de revisión que consta de dos partes diferentes:

  • La demostración: El equipo de trabajo finalmente aporta la información necesaria para completar las peticiones del cliente final. En esta parte del proceso el cliente evaluará los resultados finales y se planteará si tiene que replantear el proceso o no.
  • Análisis interno: De la misma manera que el cliente evalúa el resultado final del proceso, el equipo de trabajo evaluará el transcurso del mismo y se intentarán identificar todos los obstáculos que han estado presentes para que el SCRUM master pueda empezar a trabajar para solventarlos.

El SCRUM en el desarrollo de software

Como hemos visto en el apartado anterior la metodología SCRUM puede utilizarse en varios sectores, sin embargo su popularidad es mayor cuando se trata del desarrollo de software. Cuando se trata de un software las necesidades del cliente pueden ser muy cambiantes, con la metodología SCRUM el equipo mejorará su capacidad de reacción ante los diferentes requerimientos de los proyectos más complejos. Además, el SCRUM permitirá al cliente empezar a utilizar el software en una fase beta incluso antes de que este esté completamente terminado. Con el SCRUM la calidad del software resultante tiende a ser mejor ya que con cada iteración hay que obtener una versión funcional del mismo. Además, el equipo dispone de más autonomía para organizarse ya que se elimina considerablemente el nivel de burocracia interna. Otra ventaja importante es que se maximiza el retorno de la inversión, ya que anteriormente ya se han priorizado aquellas peticiones que maximizan el valor del negocio. La predicción de la duración de cada una de las iteraciones y la reducción de los riesgos son otros dos puntos importantes, ya que gracias a esto se podrá determinar la funcionalidad del software en cada punto del proceso. Si te ha interesado este artículo y quieres tomar parte, como siempre te animo a que nos dejes tu opinión en el apartado de comentarios, y del mismo modo que nos hagas preguntas si tienes alguna duda. Gestiona tus proyectos y tareas con billage

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos