Luis Miguel Larriba
Luis Miguel Larriba

Conoce el funcionamiento del Impuesto de Sucesiones


Las Sucesiones es algo de lo que a ninguno nos apetece hablar, pero cuando hay que hacerlo, mejor conocer los detalles. Aunque el Impuesto de Sucesiones es algo que a ninguno nos gustaría tener que liquidar, es habitual que al menos una vez en nuestra vida nos tengamos que enfrentar a él y, en ese caso y dadas las implicaciones que tiene y las múltiples ventajas y bonificaciones que presenta si sabemos hacerlo bien, conviene conocer su funcionamiento.

¿Qué grava el Impuesto de Sucesiones?

El impuesto de sucesiones se encuentra enmarcado dentro del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que recoge no sólo las adquisiciones de bienes y derechos mortiscausa (que es lo que hace referencia a las sucesiones) como intervivos (las donaciones).

¿Qué plazo tengo para liquidar el Impuesto de Sucesiones?

El impuesto de sucesiones debe liquidarse en un plazo máximo de 6 meses desde la fecha de devengo, que es la realización del hecho imponible, que es el fallecimiento de la persona que era, hasta ese momento, titular de los bienes y derechos transmitidos. En cualquier caso, y sobre todo en determinadas situaciones en las que por circunstancias que rodean el fallecimiento existe algún tipo de conflicto o complejidad, es posible solicitar una prórroga de dicho plazo. Esta prórroga que será por un nuevo plazo de 6 meses, implica que desde que se superan los 6 meses iniciales, y aunque la liquidación y pago del impuesto se retrase, evitemos el pago de sanciones, pero no de intereses de demora, de forma que debemos conocer que una vez superados los 6 meses sin haber ingresado la cantidad correspondiente al impuesto, deberemos pagar no sólo dicha cantidad sino los correspondientes intereses de demora.  

¿Cómo se liquida el Impuesto de Sucesiones?

Este impuesto presenta la característica de tener un modo de liquidación que permite, salvo en las Comunidades Autónomas que han retirado esta opción, elegir entre presentarlo mediante una declaración tributaria, por la cual sea la Administración quien lo cuantifique para abonar la cantidad que ellos nos indiquen, o mediante una autoliquidación, en la cual somos nosotros quienes calculamos el importe a abonar producto de la realización del hecho imponible, todo ello, por supuesto, sin perjuicio de que posteriormente la Administración revise la liquidación que hemos realizado y, si nos es correcta, nos inste a abonar la cantidad debida, tal y como ocurre en el IRPF o en el IVA. te_ayuda_a_gestionar_tu_negocio  

¿Qué Comunidades Autónomas sólo permiten la liquidación del Impuesto de Sucesiones mediante Autoliquidación y no por declaración?

Como decimos, algunas de las Comunidades Autónomas han eliminado la posibilidad de optar entre la liquidación del impuesto por parte de la Administración al presentarles la documentación y la correspondiente declaración, o la presentación directamente por nosotros de la autoliquidación. Concretamente, estas Comunidades Autónomas en las que únicamente es posible presentar autoliquidación son:  

  • Andalucía
  • Aragón
  • Asturias
  • Islas Baleares
  • Canarias
  • Castilla y León
  • Cataluña
  • Galicia
  • Murcia
  • Comunidad Valenciana
  • Castilla La Mancha

¿Dónde y qué debo presentar para liquidar este impuesto?

Dado que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones es un impuesto autonómico, la liquidación y presentación de la documentación del impuesto, salvo que el fallecido tuviera su último lugar de residencia en el extranjero, se realiza ante las oficinas liquidatorias de la comunidad autónoma donde tuvo su último domicilio habitual el fallecido. Para el caso de que la obligación de contribuir por este impuesto sea por obligación real y no personal, es decir, para el caso de que, por ejemplo aunque el fallecido residiese en el extranjero en los últimos años de su vida, corresponda abonar parte de este impuesto en España por tener, por ejemplo, una casa en la costa valenciana, deberemos acudir a las reglas especiales de competencia que delimitan la liquidación e ingreso a las arcas públicas estatales, o a las de la Comunidad Autónoma donde se encuentra el inmueble.  

 

¿Consideras que es correcto que exista obligación de pagar cuando heredas bienes o derechos de un familiar o alguna persona cercana?

¿Crees que es correcto que cada Comunidad Autónoma tenga una normativa reguladora del Impuesto de Sucesiones diferente, especialmente en cuanto a bonificaciones y reducciones?

Billage te ayuda a llevar al día tus impuestos

This post is also available in: Spanish

0 ComentariosEsta publicación no tiene comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos