Luis Miguel Larriba

Conoce el SEPA, la zona única de pagos en Euros


SEPA (Single Euro Payments Area o Zona única de pagos en Euros como traduciríamos al castellano) es un sistema europeo que permite realizar transferencias de dinero, ya sea entra particulares, entre empresas o entre otro tipo de agentes y entidades de manera rápida, sencilla y con iguales derechos y obligaciones a las transferencias nacionales, pero a nivel europeo.

Por instrucciones del Reglamento CE 260/2012, desde el 1 de febrero de 2014, todas las transferencias y domiciliaciones que realizamos en España se someten a este sistema, habiéndose realizado ya las actualizaciones y mejoras técnicas necesarias para permitirlo, y estableciéndose dentro de las diferentes entidades bancarias un plazo de adaptación al sistema por el que se nos permitía seguir introduciendo datos e información para, por ejemplo, las transferencias bancarias, mediante el sistema antiguo, pero realizando la entidad de forma automática la conversión de dicha información al sistema SEPA.

De igual modo, y de forma progresiva, aquellos países integrantes del sistema SEPA pero que no operan en Euros, deberán introducirse en el mismo, habiéndose establecido para los mismos como fecha límite el 31 de octubre de 2016.

Realiza tus transferencias de manera rápida y sencilla a nivel europeo a través del SEPA. Conoce cómo.

¿Por qué es necesario el sistema SEPA?

La economía, cada vez más globalizada, nos exige integrarnos internacionalmente mediante sistemas que faciliten las comunicaciones y los flujos de información y dinero entre los diferentes países, máxime dentro de un mismo sistema económico como es la Unión Europea.

Con la llegada del Euro, y la normalización monetaria dentro de la Unión Europea, era necesario integrarnos también bancariamente mediante un sistema que armonizara los pagos y domiciliaciones bancarias.

Un paso crucial fue la introducción de los códigos SWIFT e IBAN en las transacciones bancarias internacionales, pero también era necesario implementar un sistema armonizado que agilizase las operaciones y las dotase de la máxima seguridad.

¿Qué países formamos parte de SEPA?

El sistema SEPA lo integramos los 27 países de la Unión Europea, junto con Islandia, Noruega, Suiza, Liechtenstein y Mónaco.

Programa de facturación online

¿Qué beneficios o ventajas nos aporta este sistema?

El sistema SEPA nos permite, por ejemplo, operar con una única cuenta bancaria a nivel europeo, de modo que si vendemos al exterior podamos recibir los pagos en nuestra cuenta bancaria española sin las complicaciones a las que hacíamos frente anteriormente y las comisiones y datos adicionales a las que se enfrentaban nuestros clientes para pagarnos, lo que llegaba a dificultarnos exportar nuestros productos y servicios a otros países.

Por su parte, el sistema nos permite una mayor fiabilidad ya que aunque sean diferentes países y entidades las que intervengan en un pago, todas están sometidas a iguales reglas, de modo que los pagos que recibimos de nuestros clientes exteriores, o que realizamos a nuestros proveedores extranjeros son más seguros y cuentan con una garantía adicional.

El uso de estos estándares permite una eficacia muy superior, evitando incidentes en las transferencias internacionales sometidas a SEPA.

Además de transferencias, ¿están incluidos en SEPA otros servicios bancarios?

Si, SEPA está siendo visible principalmente por las transferencias bancarias, pero dentro de este sistema hay dos productos bancarios más que también se han adaptado a la normativa SEPA y por ello cuentan con ese carácter de armonía y seguridad que es distintivo del sistema.

¿En qué afecta SEPA a la domiciliación de recibos?

El primero de estos productos son los denominados adeudos directos SEPA, llamados comúnmente en España domiciliaciones bancarias.

Con el nuevo sistema normativo, disponemos de hasta 8 semanas para devolver un recibo domiciliado en nuestra cuenta con la simple acción de darle a devolver en el menú correspondiente de la web de nuestro banco. El banco deberá reintegrarnos el importe del mismo en máximo 10 días hábiles desde la devolución del recibo evitando así las interminables reclamaciones y gestiones que antes eran necesarias para devolver un recibo.

Además, dispondremos de hasta 13 meses para que, en el caso de que los adeudos sean incorrectos o no estuviesen autorizados, solicitemos que los corrijan.

¿Qué relación tiene este sistema con las tarjetas bancarias?

Adicionalmente, dentro del sistema SEPA también se han integrado las tarjetas bancarias. Desde hace unos años a aquí los bancos nos han ido renovando las tarjetas por unas nuevas que integran un chip, además de la tradicional banda magnética. ¡Este chip es también producto del sistema SEPA!

Además, otro de los principios del sistema es la firma de las operaciones con tarjeta mediante PIN, en lugar de la tradicional firma con bolígrafo.

¿No te has dado cuenta que últimamente ya no suelen pedirnos que firmemos cuando pagamos con tarjeta? ¡SEPA ha introducido la prevalencia de la firma con PIN frente a la de boli y papel!

Ahora que conocemos todo lo que implica SEPA, ¿qué te parece el sistema? ¿Supone una mejora o un cambio innecesario en nuestro sistema de pagos?

Programa de facturación online

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos