¿Conoces las soluciones de billage incluidas en el programa Kit Digital?Saber más
Marc Singla
Marc Singla

Cómo mantener motivado a tu equipo


Cuando somos líderes de un grupo, obviamente, ostentamos una gran responsabilidad. Porque es a nosotros a quienes se nos va a reclamar por los objetivos cumplidos (o no), y porque nosotros somos el rostro humano del grupo, la persona que se va a llevar las palmadas por los éxitos (suele ser así), pero también las cruces por todos los errores cometidos (¡esto es siempre así!). Para poder lidiar con todo esto, y hacerlo con garantías de éxito, debemos contar con nuestra arma más poderosa: el grupo, precisamente, nuestro equipo.

Gestiona tu startup con billage

Es usual ver a muchos líderes de grupo que, cuando las cosas se tuercen, ven en su equipo al enemigo, o al palo en la rueda que no les permite avanzar todo lo que desearía. Y este, lógicamente, es un muy mal modo de ver las cosas. Porque, como decíamos, el equipo (cuando somos un líder), es todo cuanto tenemos. Y el secreto, nuestro gran mérito, será saber gestionarlo y sacar su máximo rendimiento. Porque cuanto mejores logros consiga cada miembro del equipo, y el equipo en conjunto, mayores éxitos conseguiremos como líderes del mismo. Es de cajón, pero hay que tenerlo siempre en cuenta.

líder-director-apoyar-participar-resultados-logros

Para ello, es bueno seguir algunas pautas que ayudan a mantener motivado a tu equipo aunque, como en todo, la innovación y la personalización son buenos compañeros de viaje. Ahí van algunos consejos:

  • Organización y control: ante todo, nuestro equipo debe vernos como alguien que no se perturba por nada, que lo tiene todo bien organizado, bien atado y que, más allá del resultado, deje lo mínimo al azar. La planificación, en este sentido, es fundamental. Que ellos nos vean así, desde luego, genera ya una primera imagen positiva de liderazgo, de tranquilidad, siempre que no llevemos estas buenas prácticas al extremo de convertirnos en unos tiranos.
  • Estar abierto al diálogo: que seamos los líderes no significa que seamos sordos. Debemos saber escuchar a nuestro equipo, tener la puerta siempre abierta (en sentido estricto y en sentido figurado), tener en cuenta sus opiniones, inquietudes… Ser cercanos, en definitiva. Que sepan que para nosotros, sus problemas son nuestros problemas, y en la medida que podamos los tendremos en cuenta y haremos todo lo posible para solucionarlos.
  • Ser un buen motivador: es fundamental, es el objetivo principal y el que da título a este post, pero no es nada fácil. Debemos haber cumplido bien el anterior punto para, conociendo a todos los miembros de nuestro equipo, sepamos qué tecla tocar con cada uno para que se sienta motivado. Tras múltiples estudios, no toda motivación se consigue con un mayor sueldo, pero todos somos seres humanos distintos y cada cual reacciona distinto a un mismo estímulo. Será nuestra labor ver cómo podemos sacar la mejor reacción de cada uno.

cinco-preguntas-sobre-liderazgo-en-una-entrevista-de-trabajo

  • Poner objetivos racionales: los objetivos, en la vida, son muy necesarios. Nos marcan una meta, un destino, y ésa es una de las claves para la motivación. Pero también en este punto debemos partir de un perfecto conocimiento de nuestro personal para poder marcar unos objetivos que, aunque puedan ser ambiciosos, sean racionales y no generen frustración y desengaño. Cada uno, además, tiene un rendimiento distinto. No le pidamos peras al olmo, seamos conscientes de los puntos fuertes y las pequeñas limitaciones que puedan tener los miembros de nuestro equipo, y pidámosles exactamente aquello que sabemos que pueden darnos.

Sabremos que somos un buen líder de equipo, unos buenos motivadores y, a la postre, unos buenos compañeros (porque, por más líderes que seamos, estamos en el mismo barco igual), cuando no solo consigamos los objetivos que nos marquemos, sino cuando, además, sintamos el auténtico aprecio de todo nuestro equipo.

TecnologiaSocial.3_NEWSJueves27noviembre

La manera de atraer y motivas a las personas determina el éxito del líder”  Warren Bennis

Gestiona tu startup con billage

This post is also available in: Spanish

1 Comentarios
  • María Alcaraz
    María Alcaraz2015-02-17 11:07:09
    Autor

    La motivación de un equipo es un aspecto fundamental en toda empresa, más aún cuando es pequeña o startup que necesita del valor humano como protagonista absoluto. Muchas veces estamos ante empresas en las que es el propio líder el que no sabe gestionar situaciones, trabaja con desorden y desgasta a su equipo con repetición de trabajos por falta de su atención o no valora la implicación. Esto lleva absolutamente al agotamiento y la desidia, acabando con la motivación por el proyecto. Sin duda, el siguiente paso es el fracaso porque cambiar de equipo constantemente es otro gran error. Un líder es un buen líder y hace su trabajo cuando el equipo está motivado y siente el proyecto como suyo. Es el gran éxito del jefe!

Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos