Cómo elegir el asesor correcto

16 Octubre 15

Elegir asesor es una de las decisiones más importantes, ¡conoce qué debes tener en cuenta para ello!   A la hora de confiar nuestra contabilidad y preparación de impuestos en una persona, debemos tener en cuenta algunos aspectos que pueden servirnos para elegir correctamente el asesor que mejor se adapta a nuestras necesidades.  

¿Qué aspectos debes valorar a la hora de elegir al asesor idóneo para tu negocio?

1) Precio

Aunque lo más lógico sería decir que los buenos asesores, se pagan bien, esto no siempre es así, pues existen muchísimos asesores perfectos a un precio asequible. Lo relevante no es que el precio sea muy alto o sea muy bajo, sino que se adapte a lo que tu puedes pagar y a los servicios que necesitas. No se debe estar mirando al céntimo lo que te cobra el asesor, pero tampoco puedes aspirar a contratar a un asesor experto en fiscalidad de multinacionales si tienes una pequeña empresa. No es necesario, ni recomendable. En este aspecto, como ocurre en muchos, en el equilibrio está la clave. Billage te ayuda a llevar la contabilidad al día

2) Forma de trabajo

Algo muy relevante, posiblemente lo más importante de cara a elegir al asesor será la forma de trabajo que tenga el mismo, pero también la que tengas tú. Hay personas que están acostumbradas a ser atendidos en una oficina física, donde les gusta ir cada semana a llevar sus facturas y conversar con su asesor. En cambio, hay otras personas, y cada vez más, a las que nos resulta más útil, cómodo y eficiente, comunicarnos por internet, ya sea por una plataforma o por correo electrónico, y sólo acudir a la conversación directa (telefónica o presencial) en determinadas situaciones o momentos que así lo puedan requerir. Es necesario hacer compatible y perfectamente ajustable la forma de trabajo que tu deseas tener con la que el asesor presta, puesto que si el asesor está acostumbrado a atender por mail y no recibir a los clientes pero tu no quieres este método de trabajo, antes o después, tendréis un problema. La compatibilización de formas de trabajo es la clave, tanto para el asesor como para el cliente, para que la duración de vuestra relación profesional sea larga y que ambos estéis satisfechos.  

3) Programa de contabilidad y facturación

Este aspecto es de especial relevancia en el caso de que lo que desees sea cambiar de asesor y no sea una actividad nueva, ya que en este caso ya dispones de unos datos e información en un programa específico que, tu nuevo asesor, necesitará conocer y acceder a ello, por lo que será necesario hacer compatible la plataforma donde se tiene la información con la plataforma donde trabajará el nuevo asesor. En el caso de programas en la nube, la mayoría disponen de sistemas de exportación de datos, o incluso aplicaciones integradas que comparten la información en la nube con otros programas o aplicaciones propias del ordenador, pero cuando no se usa un sistema en la nube, sino un programa de ordenador, y se desea pasar a otro, vienen las complicaciones en la compatibilidad de la información y los costes de introducir la misma en la nueva plataforma si no es compatible la exportación de datos. ¿Te imaginas tener que introducir la contabilidad de los últimos años, a mano, dato por dato y todo de una vez en el nuevo programa? Es casi una locura y merece la pena confirmar, antes de nada, que la exportación o integración de los datos es posible y compatible.  

4) Titulación y/o colegiación

Hoy en día, y al tratarse la asesoría fiscal de una profesión no regulada como lo son los médicos o los arquitectos, hay muchas personas que se dedican a ello y que no siempre disponen de los conocimientos suficientes para hacerlo. Esto no significa que lo vayan a hacer mal, pero sí que puede suponer que cuando una cuestión que se presenta se sale de lo “habitual” que suele ocurrir, surjan los problemas e incluso los errores. Merece la pena conocer cuáles son los estudios y en su caso experiencia que tiene el asesor elegido, ya sea consultándolo directamente con él o, si nos da apuro o nos parece una cuestión violenta, confiando en las asociaciones que aglutinan a estos profesionales, ya que si se encuentra colegiado o asociado en alguna de ellas, podremos comprobar revisando qué requisitos exige la asociación a sus miembros que tiene la titulación debida.  

¿Qué hacer a la hora de elegir asesor fiscal?

En primer lugar, y tras valorar los aspectos indicados anteriormente, debemos comparar y valorar varias opciones. Es muy probable que el primero al que preguntemos nos convenza y nos parezca el asesor perfecto, pero ¿qué nos cuesta mirar 3 ó 4 opciones y así asegurarnos de que no nos equivocamos? La comparación podemos hacerla, tanto mediante la información que ellos mismos nos hayan facilitado, como consultando en internet (web, perfiles de LinkedIn, etc.), así como por las opiniones de otros clientes, que siempre podrán decirnos si nos recomiendan ese asesor o no y qué aspectos no le convencen del mismo o le hacen confiar plenamente en él. Además, comparar nos ayudará a poder entablar una negociación y conseguir mejores precios, ya que cuando hay competencia, suele haber posibilidades de reducir los precios que se nos han indicado inicialmente, aunque también es cierto que, aquel asesor que no rebaja el precio puede ser porque de verdad lo vale y, con ello, ganar un punto más a su favor a la hora de tomar la decisión.  

¿Qué otros aspectos consideras importantes a la hora de elegir un asesor contable o fiscal?

Billage te ayuda a llevar la contabilidad al día

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos