María Alcaraz
María Alcaraz

Cómo crear un ecommerce rentable


Crear una ecommerce rentable es el objetivo de la mayoría de las empresas que hoy en día venden productos. Y es que no tener venta online supone desde hace ya algún tiempo, afrontar unas pérdidas importantes en las cuentas de resultados. Una ecommerce rentable supondrá sin ninguna duda uno de los caminos más certeros para llevar tu negocio hacia el éxito. Eso sí, tendrás que conseguir que esa ecommerce que has creado sea totalmente rentable. ¿Cómo hacerlo?

¿Qué es una ecommerce? Definición

Todos sabemos, independientemente de a qué nos dediquemos, qué es una página web. Hoy en día ya no hay dudas y vamos un paso más. Tenemos claro que si queremos que nuestro negocio funcione, necesitamos una web y además, moderna y actualizada. Internet es el mayor escaparate que tenemos para mostrar lo que hacemos al mundo (sí, al Mundo, no solo a nuestro entorno o a quien pasa por delante) y debemos poner recursos en su desarrollo.

Hay que dedicar tiempo y recursos económicos en tener una web al día, actualizada y que funcione. Que esté desarrollada bajo los principios de UX y UI para que el usuario se sienta cómodo y navegue por ella. Que haga todas las acciones que nosotros deseamos y vaya allí donde nos hemos marcado como objetivo. Debemos tener una web que cumpla con los cánones de diseño y estructura del momento (que suele ser cambiante). De esto afortunadamente ya no hay duda y son pocas las empresas que no destinan parte de sus presupuestos a ello cada año (si no lo haces, es el momento de revisar esta partida en tus cuentas).

Pero, ¿qué es una ecommerce? O ¿una web con tienda online? Una tienda online o un ecommerce es un extra que tu página web debe tener si quieres vender de forma telemática – online. Es decir, es la plataforma de venta digital para conseguir que tus clientes, ubicados en cualquier parte del Mundo y sin moverse de su ubicación, puedan comprar todo aquello que tú decidas vender.

Un ecommerce es una sección de tu página web la cual a través de un registro y un acceso personal (email y contraseña), genera la opción de realizar un pedido telemático, realizar el pago y conseguir que en un tiempo estipulado, llegue lo comprado a su destino. Un ecommerce es el soporte para poder vender online.

Motivos para tener un ecommerce en tu negocio 

Razones para tener un ecommerce de tu negocio o empresa hay muchos. Y es que si quieres poder abrir las puertas de tus productos al Mundo y de forma internacional, eliminando todas las barreras físicas de ubicación, necesitas sí o sí una ecommerce rentable y que funcione. Así vas a hacer, con poco esfuerzo pero mantenido, que cualquier persona sin importar su localización pueda hacerse con tu producto.

En los últimos tiempos (sobre todo con la pandemia de Covid19) hemos asistido a un auténtico boom de las ecommerce. Quién en el momento de comenzar la pandemia tenía tienda física pero no vendía online vio como peligraba (si no tuvo que cerrar) su negocio por no poder generar ventas. Si solo tienes tienda física estás atado a la gente que va a tu tienda a propósito o a la que pasa por delante. Por supuesto estás muy limitado por un horario comercial que cuadre con los timmings de tu público.

Todos estos hándicaps se eliminan con una ecommerce ya que tu cliente ideal, tu usuario, podrá comprar siempre que quiera (ya sea un domingo a las 3 am o un martes a las 11), desde cualquier lugar (con un dispositivo móvil y conexión a internet ya estará dentro de tu tienda) y comprar todo aquello que quiera. Una ecommerce es el mejor y mayor mostrador de venta que puedes tener.

Una ecommerce de éxito

Para que tu ecommerce sea una ecommerce rentable no vale con desarrollar una tienda online dentro de tu página web (o viceversa) y que esta tenga la capacidad digital y logística de vender. Hace falta mucho más trabajo detrás para que tu tienda online sea una ecommerce éxito. Lo primero tendrás que hacer un plan. Sí, sin plan no vamos a ningún lado y partiendo de él, ir desarrollando todo lo que se necesita y es óptimo para alcanzar el éxito. Al final, el soporte en sí mismo (la tienda online) es solo una parte más de todo el puzzle.

Lo importante de una tienda online es convertirla en una ecommerce de éxito. ¿Y qué exactamente eso? Obviamente que cumpla su último objetivo: vender. Pero además, para que eso ocurra, ir por partes: que tenga tráfico de visitas (personas que aterrizan en tu tienda online), que invite a comprar y que finalmente, haga que la acción de navegar por tu catálogo se convierta en ventas. Que tus usuarios, compren. Ahí está el éxito.

Y por supuesto, fidelizar a tus clientes y estos, cuando compren, que vuelvan y repitan. Esto último sólo lo conseguirás con una excelente experiencia de compra (que sea agradable y fácil la página, que ayude a incitar a comprar, que sea ágil y que la logística cumpla con los requisitos mínimos de tiempos y calidad en la entrega).

En conclusión, para que tu tienda online sea una ecommerce rentable necesitas que cumpla diversos requisitos y trabajar en pro de obtener tus objetivos. Desgranemos cómo hacerlo y conseguirlo.

Cómo crear una ecoomerce de éxito

Para que no te asustes y no veas crear una ecommerce de éxito como una subida al Everest sin oxigeno, vamos a desgranarlo en diferentes pasos fáciles. Te recomendamos elaborar una check list con estos pasos e ir haciéndolos poco a poco.

Desarrolla tu plan de acción

Una ecommerce es un trabajo muy importante tanto que no se debe dejar al azar o a la improvisación. Lo que necesitas para que todo funcione y pueda ir rodado es como siempre aconsejamos, hacer un plan de acción. Un plan en el que trazarás tus objetivos y el camino más adecuado para llegar a ellos: timmings, recursos, coste, personas implicadas, etc.

Sin un plan se convertirá en una idea que irá a “trompicones” y que no conseguirás sacar en tiempo ni tampoco, en forma. Ponte manos a la obra antes de tocar código o elegir wordpress y/o diseños a elaborar tu plan de acción.

Inventario de productos

Olvida ponerte a hacer tu tienda online (ni que te la hagan otros) si no tienes bien estructurado y detallado tu inventario. Sin esto, vender online será una auténtica locura, entrarás en el caos de que alguien compre lo que no tienes, generarás decepción y cliente vendido (además de las malas críticas que puedes recibir en redes sociales).

Un buen inventario es salud. Salud financiera, salud de venta, salud para tus compras… Salud para tu tranquilidad. Así que a ponerse a ello lo primero.

Una vez hecho, subir tu catálogo de productos a tu tienda online será muchísimo más sencillo, ágil y eficaz ya que las plataformas como Woocommerce y Prestashop están preparadas para que cargues los excels de inventario y automáticamente se actualizan.

Elige la mejor plataforma

El siguiente paso sin duda es elegir la mejor plataforma de tienda online para tu proyecto. A día de hoy, con las ofertas “ya pre-hechas” del mercado, mejor no meterse en desarrollar nada a mano (será mucho más elevado de coste, complicado y para cambiar – modificar cualquier cosa tendrás que depender de otras personas).

Nosotros te recomendamos, dependiendo del volumen de productos que vendas, que optes ante todo por Woocommerce o en su defecto, por Prestashop. Siempre que puedas utilizar la primera (woocommerce) será mejor porque es el soporte de ecommerce de wordpres y todos sabemos que te ayudará mucho más en Seo además de su facilidad de uso.

Por supuesto, si ya tienes una página web y ahora quieres dar el siguiente paso para desarrollar una ecommerce, podrás hacer esta última en woocommerce o prestashop y después “conectarla” o engancharla en tu web. No habrá problema con esto y será sumar piezas.

Proyecto de diseño y desarrollo

Con todo claro, toca ponerse a diseñar y crear. Si lo vas a subcontratar (que si esto de crear tiendas online no es lo tuyo es nuestra mayor recomendación. Conseguirás un buen proyecto, a la altura de tu negocio y aunque te parezca caro, optimizarás en tiempos y recursos), haz un detalle de lo que quieres – buscas para que la empresa que lo haga tenga un onboarding saludable.

Si por el contrario has decidido hacerlo tú mismo, lo primero será determinar las funcionalidades para luego aplicar diseño y por último, según la plantilla escogida (tanto en woocommerce como en prestashop tienes muchas plantillas listas para personalizar), aplica tu marca y sus detalles. La intención es que tu ecommerce represente al cien por cien tu marca.

El proyecto de desarrollo no estará finalizado hasta que la ecommerce no funcione correctamente y compruebes que cualquier usuario puede realizar todo el proceso de compra, el producto se envía, se descuenta del stock y llega en perfectas condiciones.

Seo: posiciona tu ecommerce

Con terminar el proceso de creación y programación de tu ecommerce no has finalizado el proceso. Es fundamental que añadas un buen plan de optimización Seo (posicionamiento en buscadores) para que tu tienda online tenga mucha visibilidad y aparezca en las búsquedas de productos relativos.

Un buen Seo es la mejor inversión que puedes hacer para tu ecommerce. Es un trabajo a medio – largo plazo pero en ROI (retorno de inversión) no hay comparación. Haz un SEO de inicio para lanzar tu ecommerce y después, un mantenimiento constante.

Las descripciones de tus productos serán vitales para conseguir un buen SEO y es que ahí puedes incluir esas palabras clave que te abrirán los buscadores para posicionarte como el mejor.

 

A partir de aquí tienes tu ecommerce rentable y de éxito. Luego tendrás que lanzarla, hacer una campaña de posicionamiento y publicidad para darle mucha más visibilidad y que tus posibles clientes conviertan en ventas. Eso es otro capítulo. Mientras hay trabajo por hacer. Eso sí, si quieres tener una ecommerce rentable desde el primer instante, “engánchala” con tu solución de facturación y gestión. En billage estamos esperándote para ayudarte en este proceso. ¿Hablamos?

This post is also available in: Spanish

0 ComentariosEsta publicación no tiene comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos