Lara Olmo

5 estrategias para vender más


El día a día de una pyme puede ser absorbente y cuesta pararse a pensar si las acciones que llevamos a cabo son las mejores para cumplir los objetivos de ventas. Aquí te damos cinco estrategias para vender más que te ayudarán. El otro día te dábamos cinco claves para que lograras más ventas por teléfono. Pero lo cierto es que, elijas el canal que elijas para vender más (e-mail marketing, llamadas, visitas comerciales…), hay una serie de claves que siempre ayudan a mejorar el ratio de éxito. No importa que tu producto o servicio sea singular o que requiera una elevada inversión de tus clientes. Sea lo que sea que ofrezca tu compañía, y sea lo que sea que vendas, desde vino hasta viajes para empresas, necesitas definir y poner en práctica ciertas estrategias. Lo que ocurre es que el día a día de muchas pequeñas y medianas empresas suele ser frenético y deja poco tiempo para la reflexión. Nos metemos en las gestiones rutinarias y actuamos por inercia, sin pararnos a pensar si las acciones que estamos desarrollando son las mejores para cumplir con los objetivos que nos hemos marcado. “Si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Esta famosa cita, que algunos atribuyen a Albert Einstein y otros a Benjamin Franklin, viene a expresar algo muy cierto: si algo no funciona, cámbialo. Una buena forma de analizar la eficacia de las acciones e identificar los posibles errores es empleando gestores de proyectos online como Billage, porque recogen un histórico de toda la actividad de la empresa. También ahora tienes a tu disposición otros canales muy efectivos como Linkedin, que seguro te ayudarán. Si eres de lo que se pregunta qué puede estar fallando en tu estrategia de ventas, echa un vistazo a estas cinco que te proponemos e incorpóralas en tu plan comercial. Notarás la diferencia y obtendrás mejores resultados.  Billage te ayuda a incrementar tus ventas: CRM Online

Conoce tu producto/servicio

Antes de establecer ningún contacto con tu cliente o prospecto, es imprescindible que conozcas a fondo el producto o servicio que quieres vender. Sólo así podrás ser claro y conciso en tu discurso, y serás capaz de responder a cuantas dudas te plantee. Además evitarás contradecirte, algo que resta credibilidad de forma casi inmediata.

Conoce a tu cliente

Hay dos formas de hacer las cosas: de cualquier manera o poniéndoles interés. Con la primera estaremos mandando cientos de correos electrónicos o llamando a diestro y siniestro a toda nuestra base de datos ofreciendo lo mismo de forma despersonalizada. La segunda requiere algo más de tiempo pero merece la pena. Se trata de investigar y encontrar toda la información necesaria sobre el prospecto antes de contactar con él. A esto se le llama perfilar, y te ayudará a definir tu discurso y adaptarlo a sus necesidades. Además, te ayudará a diferenciar clientes interesantes de los que no lo son tanto, y por tanto a priorizar los contactos. Puede que incluso descubras que un prospecto que parecía interesante, paga a destiempo, y decidas rechazarlo.

Escucha

Uno de los peores errores que puedes cometer cuando tratas de vender tu producto o servicio es hacer un monólogo. Escucha atentamente a tu cliente y déjale que hable, porque a menudo en los pequeños detalles están las claves para entender qué necesita y así ver cómo puedes adaptarte para cubrir su demanda. Es probable que antes de hacerle una visita tuvieras planeado enfocarte en un aspecto determinado, pero que durante la conversación te des cuenta de que es preferible potenciar otros detalles del producto, porque te ayudarán a cerrar la venta. Recuerda: el centro es el cliente, no tú, ni tu empresa ni lo que ofrece, así que dale lo que quiere. Una buena forma de saberlo es preguntarle directamente qué necesita.

Venta cruzada para vender más

Habiendo escuchado al cliente y sabiendo lo que necesita, quizá te encuentres con la posibilidad de hacer una venta cruzada. Como quizá sepas, esta consiste en vender productos complementarios. Es una estrategia agresiva que conviene aplicar con cautela, ya que si el cliente no es receptivo, le estaremos incomodando y quizá le alejemos de la venta inicial (y por la que iniciamos la conversación). De ahí la importancia de escuchar y empatizar con él. No se trata de vender por vender; quizá en ese momento el cliente no necesite un producto adicional, pero sí más adelante. Toda esta información puedes registrarla en tu CRM y proponérselo más adelante.

Cumple lo que prometes

Si generas unas expectativas que luego no podrás cumplir, el cliente se sentirá decepcionado, y no hay nada peor para desacreditarte. Y en los tiempos que corren más aún, con las redes sociales como canal por excelencia para expresar quejas y su potencial para que corran como la pólvora. Si no quieres verte inmerso en una crisis de este tipo, más vale que tu producto o servicio cumpla con lo que promete. Para ello asegúrate de que el cliente entiende lo que le ofreces y solventa todas sus dudas. No exageres las prestaciones y si hay algún malentendido, trata de solventarlo. Y tú ¿aplicas alguna de estas estrategias en tu pyme para vender más? ¿cuál te animarás a implementar? Billage te ayuda a incrementar tus ventas: CRM Online

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos